Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rafa Benítez ata en corto a los laterales

El Madrid, con más orden atrás y sin balón, ya no defiende en inferioridad pero pierde diversión

Marcelo intenta irse de Yaya Touré en el partido contra el City en Melbourne Ampliar foto
Marcelo intenta irse de Yaya Touré en el partido contra el City en Melbourne Getty Images

Un gol encajado el Real Madrid en lo que va de pretemporada. Pero su entrenador quiere más. “Al final lo que cuenta son los pequeños detalles y hoy [por ayer] se ha visto un equipo con jugadores de mucha calidad y ordenados. Somos un equipo que va a hacer goles. Nosotros tenemos que atacar y mejorar ese poco en defensa que nos falta”, dijo el técnico después de recuperar el gol y derrotar al Manchester City por 4-1 en Melbourne. Marcaron Benzema —un golazo—, Cristiano, Pepe y Cheryshev.

Al Madrid de Rafa Benítez se le ve ordenado, trabajado a la hora de defender y moverse sin el balón, organizado. Tan organizado que ya no defiende en inferioridad. Se vio contra la Roma —aunque a balón parado la defensa sufrió igual que siempre— y se vio ayer contra el City, dos equipos que jugarán Champions. Al Madrid ya no le pillan desprevenido, ni partido en una contra. Defiende siempre con cuatro y a veces con seis (Modric y Kroos).

Desde que empezó la pretemporada, Benítez ha insistido mucho en achicar y cortar los espacios, en estar encima del rival. Sus clases han calado. Y a veces da la sensación de que los jugadores se cortan para cumplir con las consignas y el rigor táctico del entrenador.

Luka Modric —del que Benítez dijo en la víspera que gozaría de libertad, sin olvidarse de dar equilibrio, claro— apenas se incorporó. Toni Kroos se quedó incluso más anclado a la zona que le ha destinado el técnico (cosa que no le impide, por cierto, meter pases de gol de 30 metros, como el que le dio a Cristiano Ronaldo).

La superioridad con la que defiende ahora el Madrid deja más tranquilo a Keylor Navas pero quita fuelle a los laterales. No hay correcalles, ni idas y vueltas. Es un fútbol más ordenado pero con mucha menos diversión. Marcelo y Carvajal apenas recorrieron la banda ayer. Si antes —sobre todo el brasileño— cabalgaban su carril para iniciar la jugada de ataque del Madrid, para crear superioridad o lanzar un uno contra uno cuando Cristiano estaba demasiado controlado, ahora se incorporan simplemente para apoyar a los cuatro de arriba. La iniciativa ya la toman otros. Orden ante todo.

En la primera —y posiblemente única— subida de Carvajal, llegó el gol del Madrid. El lateral derecho descargó la pelota en Bale que centró desde la derecha para que rematara Benzema. Marcelo se vio en alguna ocasión más en los tres cuartos de campo del City pero siempre por dentro y dando continuidad a la jugada, nunca empezándola. Con Ancelotti los laterales empujaban mucho, eran una pieza fundamental en el juego de ataque, los que creaban superioridad. El equipo a veces se partía porque no se replegaba junto y por esas zonas, justamente, entraban las contras rivales. Benítez quiere evitar eso. Orden y organización ante todo. De llevar el peso del ataque que se encargan los Isco, Cristiano y Bale. Queda por ver cuáles serán las soluciones el día que los de arriba no tengan el día.

“Hacemos lo que nos pide el míster y salimos contentos de los partidos. Todos estamos intentando hacerlo bien para ayudar al equipo”, comentó Carvajal. “Ganar al City es un paso en la dirección correcta”, le hizo eco Bale, que ayer volvió a jugar de enganche en el 4-2-3-1 de Benítez. Isco se colocó en la derecha, Cristiano en la izquierda y Benzema en punta. Y, sin embargo, al galés se le ven las lagunas en la mediapunta, un puesto que no va con sus características. No es hombre de último pase, ni de visión de juego.

De hecho, las jugadas más peligrosas las protagonizó cuando se dejó caer en las bandas. En la derecha, en la primera parte ,cuando metió el pase de gol a Benzema; y en la izquierda, en la segunda, cuando habilitó a Cristiano, que remató fuera. El lunes, James se unirá al equipo después de sus vacaciones. La incógnita será ver si ocupará la banda derecha o jugará de enganche.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información