Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La selección española de baloncesto femenino crece y rejuvenece

Las de Mondelo, bronce con un equipo nuevo y casi un año más joven que en el oro de 2013

Las jugadoras y el cuerpo técnico posan con el bronce en el Eurobasket de Hungría. Ampliar foto
Las jugadoras y el cuerpo técnico posan con el bronce en el Eurobasket de Hungría. FEB

Sin bajarse del podio, creciendo y rejuveneciendo a la vez, la selección española ha gestionado el relevo generacional del baloncesto femenino con solvencia y medallas. Las subcampeonas del mundo lograron anteayer el bronce del Eurobasket con medio equipo nuevo y casi un año menos de edad media con respecto al que conquistó el oro europeo en 2013.

El triunfo ante Bielorrusia supuso la novena medalla de la selección absoluta en 15 años, la décima de su historia y el séptimo podio en los ocho últimos Europeos (un oro, una plata y cinco bronces). El refrendo de una regularidad que comienza desde la base y ha instalado al equipo sénior en la élite. La cosecha del pasado verano, con cinco medallas en categoría femenina en cinco torneos —plata mundial con la absoluta y la sub-17, plata europea con la sub-20, y bronce europeo con la sub-18 y la sub-16— consolidó a España como primera potencia europea y segunda mundial en categorías de formación en la clasificación de la FIBA; tercera tras EE UU y Australia en el listado global. “Las jugadoras que llegamos a la absoluta estamos acostumbradas a ganar. Mi primer oro lo logré con 16 años”, cuenta Marta Xargay, con 24 años una de las veteranas del equipo.

Las 10 medallas

Eurobasket 2015: bronce.

Mundial 2014: plata.

Eurobasket 2013: oro.

Mundial 2010: bronce.

Eurobasket 2009: bronce.

Eurobasket 2007: plata.

Eurobasket 2005: bronce.

Eurobasket 2003: bronce.

Eurobasket 2001: bronce.

Eurobasket 1993: oro.

Adiós a las capitanas

Con la retirada de las capitanas, Amaya Valdemoro y Elisa Aguilar, tras el oro de 2013 y la baja de Sancho Lyttle para este Eurobasket por problemas contractuales con su equipo de la WNBA, el seleccionador, Lucas Mondelo, remodeló la mitad del equipo campeón de Europa hace dos años. Astou N’Dour (20 años), Leticia Romero (20), Laura Herrera (25), Anna Cruz (28), Nuria Martínez (31) y Luci Pascua (32) se incorporaron en el pasado Mundial para formar un grupo casi un año más joven con respecto al de 2013 (27,1 años entonces por los 26,3 del actual). “Casi sin darnos cuenta se ha consolidado el proyecto y se ha rejuvenecido el grupo”, dice Mondelo. “Con la ausencia de Sancho Lyttle ha habido jugadoras que han dado un paso adelante. Xargay se ha convertido en anotadora importante, Anna Cruz ha madurado, Nicholls se ha convertido en una jefa, Alba Torrens ha seguido siendo la líder y Laia Palau es la gran capitana que mantiene el ADN competitivo que dejaron Amaya y Elisa”, resume.

Jugadoras como Leticia Romero, que tras colgarse el bronce parte rumbo a Lanzarote para disputar otro Europeo, ahora con la selección sub-20, representan la secuencia de un deporte con estructura y cantera. El baloncesto es el deporte con más licencias femeninas en España (130.178, el 18% del total) a gran distancia del golf (84.226) y con más del triple que el fútbol (cuarto con 44.873). Francia, selección subcampeona olímpica y de Europa, tiene 220.171 licencias de mujeres.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información