RCD ESPANYOL

Sergio García deja el Espanyol y se marcha a Qatar

El delantero internacional y capitán del conjunto blanquiazul, de 32 años, iniciará una nueva etapa en el Al-Rayyan

Sergio García, durante un partido con el Espanyol.
Sergio García, durante un partido con el Espanyol.Juan Barbosa

El Espanyol se queda sin su estrella, sin su capitán, sin el delantero referencia que hacía jugar al equipo de tres cuartos de campo hacia delante, también el mejor definidor porque en este último curso firmó 15 redes (14 en la Liga; otra en la Copa). Sergio García (Barcelona; 32 años) ha firmado por dos temporadas más una opcional con el Al-Ryyan de Qatar, equipo que ha ascendido en este ejercicio a la Primera División de la mano del técnico Manolo Jiménez.

“Es una baja realmente importante”, entienden desde las oficinas del club. Por eso Óscar Perarnau, el director deportivo, trató de convencer al futbolista de lo contrario, de explicarle que era una piedra angular en el proyecto. “No le ha sido posible”, admiten desde el Espanyol; “seguramente porque no podíamos competir en lo económico”. Más que nada porque en el Espanyol ya era el futbolista mejor pagado –su salario estaba en torno a 1,7 millones- y en el Al-Ryyan cobrará alrededor de los 2,5 millones. Los motivos de Sergio, en cualquier caso, no sólo eran monetarios porque ya en el mercado invernal pasado pudo firmar por el Heibi Fortune de China de Radomir Antic, que le ofrecía la friolera de 20 millones de euros brutos por tres cursos. “Yo soy el capitán y el capitán se queda, no abandona del barco”, respondió entonces el 9. Resulta que Sergio quería probar una nueva aventura lejos de la Liga –debutó en el Barça de Rijkaard y pasó después por el Levante, Zaragoza, Betis y ahora Espanyol- y entiende el delantero que ahora es el mejor momento, dado que ya tiene muy complicado retornar a la selección española, después de no conseguirlo tras una temporada excepcional.

“Seguramente porque no podíamos competir en lo económico”, convienen desde el club blanquiazul

En nada le afectó el embrollo judicial del que está imputado, toda vez que la Liga le sometió a un seguimiento exhaustivo por parte de detectives privados en el marco del caso Osasuna, dado que el juez sostiene que hay indicios claros de que el empate (1-1) en el partido que disputaron Espanyol y Osasuna en la penúltima jornada de Liga de la temporada 2013-14 fue pactado. Osasuna, dicen, habría pagado 250.000 euros a jugadores del Espanyol. “Nunca he participado en acción delictiva alguna, con o sin relación con el deporte, por lo que, desde este momento, me pongo a disposición de los Tribunales en el caso de que fuere necesaria mi colaboración para aclarar o disipar cualquier duda sobre los hechos”, declaró entonces el jugador del Espanyol.

Con 165 partidos como blanquiazul saldados con 44 goles (tres, ocho, siete, 12 y 15 por ejercicio), Sergio hace las maletas para jugar en una Liga que cada vez es más atractiva en lo económico, como bien se explica en la figura de Xavi, que dejó el Barça en beneficio del Al Sadd a razón de 10 millones por año. Por el traspaso de Sergio, en cualquier caso, el Espanyol recibirá 1,5 millones, tal y como lo estipulaba una de las cláusulas del contrato de su renovación que firmó el año pasado (ocurre que si la oferta provenía de la Liga u otra competición fuerte europea, el precio de salida aumentaba). “No teníamos más ofertas por él”, cuentan desde el Espanyol. “Es un precio que está bien para un jugador de 32 años”, amplían desde la cúpula; “y alguien traeremos”. Más que nada porque el club ha liberado el 20% de su presupuesto -18 millones- con la marcha de Colotto (Club León) y Mattioni (Deportivo), que superaban el millón anual. Pero encontrar otro como Sergio García será complicado.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50