Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Quereda no estudia a los contrarios y es déspota”

La exinternacional Mar Prieto recuerda cómo la selección femenina se rebeló contra el seleccionador antes de la Eurocopa de 1997

De momento, la Federación no cuestiona su cargo

Ignacio Quereda, entrenador de la selección española de futbol femenino Ampliar foto
Ignacio Quereda, durante el Mundial de Canadá. AFP

No es la primera vez que las jugadoras de la selección femenina de fútbol se amotinan contra Ignacio Quereda, su técnico desde hace 27 años. Antes del Europeo de 1997, donde el equipo español llegó a semifinales, las jugadoras mandaron una carta a la Federación criticando el trato que recibían del entrenador. Mar Prieto era una de las futbolistas que firmaron la misiva. “Se escribió una carta por cómo nos trataba, las formas, los malos gestos”, recuerda la exjugadora, de 46 años.

“Cuando alguna estaba pasada de peso, te machacaba”, recuerda. “No juegas porque estás gorda”, cuenta que decía. Prieto apunta sobre todo al aspecto deportivo. “Nunca dice nada de tácticas. No estudia a los contrarios”. Y añade: “Es un déspota”.

Tras la rebelión de Canadá, la repercusión ha sido mayor, así como el desgaste del seleccionador, que a finales de julio cumplirá 65 años. De momento, su cargo no está en cuestión por Villar, según fuentes de la Federación. El presidente es la única persona a quien compete esta decisión. Ni siquiera se han reunido. Primero va a recabar información hablando con las personas que han estado en Canadá.

Quereda ha expresado su deseo de continuar, aunque la ruptura con las jugadoras parezca ahora insostenible. Contactado por este periódico, el técnico declinó hacer declaraciones y pidió algo de tiempo para recapacitar y pensar.

Fuentes de la Federación argumentan que los tiempos de su presidente, Ángel María Villar, no son los de la prensa y que no quiere entrar en un juego de acción y reacción tras la carta. Villar defiende que con este seleccionador España se ha clasificado para los dos Europeos y el Mundial.

Por otra parte, la empresa Seyer Gestión, una consultora de márketing deportivo, informó ayer de que ha demando a la Federación por incumplir un contrato después de que el organismo ignorara una oferta de 6,6 millones de euros por los derechos comerciales de las competiciones del fútbol femenino.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información