Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barça de Xavi Pascual emula al ‘dream team’ de Valero Rivera

Los blaugrana suman el pleno con su séptimo título, la Copa ante un combativo Granollers, e igualan el logro del legendario equipo en 2000

Saric, con la Copa, señala los siete títulos conseguidos por el Barça. Ampliar foto
Saric, con la Copa, señala los siete títulos conseguidos por el Barça. EFE

El Barça de Xavi Pascual agranda su leyenda. Con la Copa del Rey que se apuntó ante un esforzado Granollers (27-26), el equipo blaugrana suma los siete títulos a los que optaba esta temporada (Copa del Rey, Copa Asobal, Copa de los Pirineos, Liga ASOBAL, Copa de Europa, Superglobe y Supercopa de España), igualando el pleno que alcanzó el dream team de Valero Rivera en la temporada 1999-2000. El único título que varía es la Superglobe, conocida entonces como Supercopa de Europa y que se jugaba a partido único.

Ambos conjuntos están trufados de estrellas mundiales. Los Karabatic, Rutenka y Lazarov de hoy vienen a ser los Masip, Xepkin y O’Callaghan de entonces. La comparación se puede establecer también entre los técnicos, dos carreras con paralelismos evidentes. Ambos fueron, antes de ser entrenadores, jugadores del primer equipo azulgrana y, curiosamente, ambos llegaron al puesto de primer entrenador siendo segundos y relevando a los titulares, destituidos en su momento. Además, ambos asumieron las riendas del primer equipo un 9 de febrero. Valero en 1984, relevando a Sergi Petit, y Pascual en 2009, sustituyendo a Manolo Cadenas.

BARCELONA, 27; GRANOLLERS, 26

Barcelona: Pérez de Vargas, Víctor Tomás (7), Sorhaindo (1), Gurbindo (1), Viran Morros (1), Katabatic (4) y Sigurdsson (1). También jugaron Noddesbo (6), Raúl Enterríos (6), Aitor Ariño, Rutenka y Lazarov.

Fraikin Granollers: Pejanovic, Ferrán Solé (5, 1p), David Resina, Alvaro Ruíz (4,2p), Grundsten (2), Toledo (3) y Juan del Arco (4). También jugaron Blanxart, Marc García, Adriá Pérez (4), Adrián Figueres (4) y Salva Puig.

Marcador cada 10 minutos: 6-5, 10-9 y 15-14 descanso. 18-18, 22-22 y 27-26.

Árbitros: García Serradilla y Martín Lorente. Expulsaron con roja directa a Víctor Tomás a falta de dos minutos y excluyeron por dos minutos a Karabatic, Salva Puig, Marc García, Ferrán Solé y Figueres.

Palacio de Deportes de Gijón. Alrededor de 3.000 espectadores.

Aunque hay semejanzas, los casos son difícilmente comparables. El contexto actual impone la supremacía del Barcelona en todas las competiciones estatales. El balonmano, un deporte deforestado por la feroz crisis económica, se llevó consigo alguno de los equipos más potentes como el Ciudad Real y el Portland San Antonio y dejó seriamente tocados a otros. El Barcelona ha mantenido una importante inversión económica y se puede permitir fichajes de primer orden mundial. Ello y el trabajo constante de su estructura deportiva y ejecutiva le ha permitido marcar diferencia. En la época del Dream Team, en cambio, la competencia era feroz por la comparecencia de equipos como el Portland San Antonio o el Ciudad Real, ambos desaparecidos. Incluso el Ademar de León añadía cierto picante a la competición. Además, el mítico equipo de Valero ganó cinco Copas de Europa consecutivas, algo que Pascual calificó como “imposible de conseguir en la época actual”.

Antes de tocar la gloria con las manos, a los de Pascual les tocó sufrir. El conjunto azulgrana sudó tinta para doblegar al Fraikin Granollers, que no dio su brazo a torcer hasta el bocinazo final. La sed de triunfo era infinita teniendo en cuenta que el Granollers no se apunta la Copa del Rey desde el 1974 bajo la denominación de Copa del Generalísimo entonces. Con las principales estrellas sin poder comparecer por problemas físicos (Rutenka y Lazarov) y un Karabatic exhausto por el esfuerzo de toda la temporada, los meritorios rescataron al equipo.

Víctor Tomàs levanta la Copa del Rey. ampliar foto
Víctor Tomàs levanta la Copa del Rey. EFE

El guardameta Gonzalo Pérez de Vargas, ex granollerense, bajó la persiana en la parte final del choque y Entrerríos, Noddesbo y Victor Tomás auparon al Barça en el sprint final. La escuadra azulgrana sigue como equipo con más Copas del Rey, un total de 19. El siguiente equipo en la lista es, precisamente, el Granollers con dos. “Ponerse límites es irreal”, reconocía Xavi Pascual, y es que la escuadra azulgrana parece no tenerlos. Probablemente fue el último partido de Karabatic con la camiseta del Barcelona. El central francés tiene un principio de acuerdo con el PSG y ahora, el equipo francés debe rematar la operación negociando con el Barcelona.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información