Nadal suda para vencer a Sock

Antes de medirse a Djokovic en los cuartos, Nadal exhibe algunas dudas (6-3, 6-1, 5-7 y 6-2) contra el estadounidense ● "Nole viene ganando y jugando bien. Tiene esa ventaja"

Nadal hace un saque ante Sock.
Nadal hace un saque ante Sock.Clive Mason (Getty)

Lo que se presuponía como un tentempié, un buen bocado para saciar el apetito anímico antes del gigantesco desafío que supone el duelo del miércoles con el serbio Novak Djokovic en los cuartos de final de Roland Garros, terminó como una digestión larga y pesada, de esas que dejan mal cuerpo y desvelan. No es cuestión del resultado (6-3, 6-1, 5-7 y 6-2 en dos horas y 52 minutos de partido), cómodo pese a que refleje la primera concesión de un set en este torneo; ni siquiera cuestión del juego, ciclotímico ayer. No. Lo que le ocurrió a Rafael Nadal contra el estadounidense Jack Sock trasciende al terreno de lo emocional.

Más información
David Ferrer, una garantía de cuartos
Garbiñe Muguruza vuela en París
Kuerten: "¿Nadal? Hago uan reverencia"
Toda la información sobre RAFAEL NADAL

Sin brillos, pero sin sobresaltos, hasta ahora el español no había ofrecido fisuras en sus tres compromisos previos. Con mejor o peor despliegue, pero ni dudas ni contratiempos frente a Quentin Halys, Nicolás Almagro ni Andrey Kuznetsov, tres adversarios relativamente asequibles, idóneos para reforzar la autoestima y engrasar el mecanismo durante la primera semana. Ayer, sin embargo, el fantasma de la incertidumbre regresó por instantes. Nadal comenzó bien y continuó mejor en los dos primeros parciales, pero en el tercero perdió un punto de color y le abrió la puerta a Sock.

No parecía este, producto de la factoría norteamericana de pegadores, 22 años y 37 del mundo, alguien que pudiese provocarle un escalofrío al ganador de 14 grandes. De acuerdo, tiene una derecha dura e interesante, buen presente y prometedor futuro, pero no parecía alguien capaz de generar los sudores fríos que hubo ayer en la grada de París. Nacieron en ese tercer set, cuando el de Manacor sirvió para ganar, con 5-4, y dejó escapar la opción. Previamente, el juez ya le había señalado dos warnings por pérdida de tiempo a la hora de sacar. Se avivó a partir de entonces el pulso y el balear estuvo un rato grogui, pero luego acertó a reencauzar el rumbo y firmar su victoria número 70 en el torneo francés.

Djokovic sirve durante el partido contra Gasquet.
Djokovic sirve durante el partido contra Gasquet.Clive Brunskill (Getty)

Fue un impasse, pero no llega en el mejor momento. Ahora, enfrente, el rey indiscutible del circuito, Novak Djokovic, que se deshizo (6-1, 6-2 y 6-3 después de dos horas) en la Chatrier del francés Richard Gasquet. “¿Será suficiente el nivel de hoy en los dos primeros sets para ganarle a Nole?”, le preguntaron. “Ni puñetera idea”, respondió Nadal, que elogió a su próximo adversario. "Es el mejor del mundo, dominante, y está con una confianza muy fuerte. Solo ha perdido dos partidos y está marcando unas diferencias muy grandes con el resto de los jugadores”, subrayó.

No es el partido del año. No es ninguna final, sino un partido de cuartos” Nadal, sobre el duelo del miércoles con Djokovic

“Cuando uno viene jugando bien y ganando, el no tener inseguridad, sabe que va a dar un nivel medio y eso de seguridad. Él tiene esa ventaja”, indicó; “yo estoy en una situación distinta. Tengo la ilusión de jugar un partido mejor. Bueno, vamos a intentarlo, y si con el intento no es suficiente iremos al siguiente torneo y ya está. Me siento más tranquilo, más contento. No tengo esa ansiedad de los primeros meses del año. Aparte de lo que ocurra, quiero tener un año bueno completo, sin lesiones, eso es lo verdaderamente importante para mí”.

En los careos entre ambos, 23-20 a favor del de Manacor, 14-5 sobre la tierra batida (los nueve primeros para el balear; después, cinco a cinco) y 6-0 en Roland Garros. “No es el partido del año, por mucho que lo queráis decir. No es ninguna final, sino un partido de cuartos”, incidió Nadal, cara a cara ahora con el número uno.

Voy a intentar no gastar energía. Sé lo qué me espera y qué debo hacer" Novak Djokovic

"No estoy acostumbrado a jugar contra él tan pronto", comentó Nole. "Pero, sabes, esta es la realidad y supone un reto para los dos, que yo acepto", matizó el serbio, cinco títulos en 2015 (Australia, Indian Wells, Miami, Montecarlo y Roma). "Veremos. Nunca le he ganado aquí, en Roland Garros, pero he estado cerca un par de veces (...). Voy a intentar no gastar energía antes de llegar a la pista. Sé lo qué me espera. Es el jugador contra el que más veces he jugado en mi carrera. Sé qué debo hacer para tener la oportunidad de ganar".

Sobre la firma

Alejandro Ciriza

Cubre la información de tenis desde 2015. Melbourne, París, Londres y Nueva York, su ruta anual. Escala en los Juegos Olímpicos de Tokio. Se incorporó a EL PAÍS en 2007 y previamente trabajó en Localia (deportes), Telecinco (informativos) y As (fútbol). Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Navarra.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS