Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Sevilla ya acecha al Atlético

Triunfo fácil del equipo de Emery ante un Elche de buen juego, pero sin gol, que le coloca a cuatro puntos del cuadro de Simeone, cuarto clasificado

Roco y Bacca pelean un balón aéreo. Ampliar foto
Roco y Bacca pelean un balón aéreo. EFE

Se ha acostumbrado a ganar el Sevilla. Lo hace con una pasmosa facilidad. En especial en casa, donde lleva un año sin perder. Gana en Europa y lo hace en la Liga. Con su versión más guerrera o con una más técnica como la que ofreció ante el Elche, al que derrotó sin excesivos alardes. Con un primer tiempo aceptable y un segundo tiempo muy flojo, donde se reivindicó un digno Elche, hasta que Gameiro lo sentenció al contragolpe.

Un Sevilla de seda, con una línea de tres por delante de Krychowiak e Iborra formada por Denis Suárez, Reyes y Banega. Ninguno de los tres estuvo ante el Villarreal el pasado jueves en competición europea y formaron contra el conjunto de Escribá. Una muestra de lo bien que maneja Emery los resortes de su plantilla. Y el éxito está en cómo afrontaron el encuentro jugadores como Reyes o Banega, capaces en otras épocas de encabezar una rebelión por no ser intocables en las alineaciones. Muy buen partido de Banega, que recuerda al de sus mejores tiempos. El argentino llevó el peso de su equipo y participó en dos de los tres goles con pases llenos de calidad y verticalidad. Se le nota muy fino en el aspecto físico y se beneficia del monumental trabajo de compañeros como Krychowiak o Iborra.

SEVILLA, 3-ELCHE, 0

Sevilla: Rico; Coke, Pareja, Kolo, Tremoulinas; Krychowiak, Iborra (Mbia, m. 77); Reyes (Aleix Vidal, m. 64), Banega, Denis Suárez; y Bacca (Gameiro, m. 72). No utilizados: Barbosa; Fernando Navarro, Deulofeu y Aspas.

Elche: Tyton; Damián, Roco, Lombán, Cisma; José Ángel, Pasalic (Cristian Herrera, m. 66); Coro (Rodrigues, m. 60), Fajr, Víctor Rodríguez (Álvaro, m. 84); y Jonathas. No utilizados: Manu Herrera; Albacar, Mosquera y Aarón.

Goles: 1-0. M. 18. Bacca, de penalti. 2-0. M. 31. Bacca. 3-0. M. 81. Gameiro.

Árbitro: Estrada Fernández. Amonestó a Coro, Krychowiak, José Ángel, Cisma y Banega.

Ramón Sánchez Pizjuán. 31.351 espectadores.

El resultado global es un equipo que alza la voz en Europa y se acerca al Atlético en la disputada pelea por la cuarta plaza, que ahora tiene a cuatro puntos, con cinco de desventaja con el Valencia en la tercera. Otra Liga se puede abrir entre estos tres equipos por dos plazas en la Liga de Campeones. En el colmo de buenas noticias para el equipo andaluz, sus jugadores apenas sufrieron desgaste, pues apretaron en la primera mitad y luego decidieron jugar andando para lograr tres puntos importantes.Todo pensando en la vuelta europea del próximo jueves ante el Villarreal.

El Elche, por momentos, jugó muy bien al fútbol, pero no tiene gol salvo cuando la enchufa Jonathas. Su dependencia del brasileño es casi absoluta. Durante muchas fases de la segunda mitad llevó el mando del encuentro. Tocó bien y llegó al área andaluza aprovechando la relajación del Sevilla. Se derribó tras un contragolpe muy bien llevado por Banega y finiquitado por Gameiro. No son muchos los equipos que pueden presumir de delanteros. El Sevilla tiene dos de gran nivel. Bacca hizo los dos primeros goles y Gameiro el tercero. El francés, con espacios por delante, es un peligro.

Ante tanto despliegue, equipos como el Elche lo tienen muy complicado. Es otra de las virtudes de este Sevilla, implacable con los equipos de menor fuste, a los que castiga sin piedad. También cuando el árbitro sanciona con penalti un claro agarrón de Coro sobre Reyes dentro del área cuando antes había agarrado el sevillista. Ahí abrió el melón el equipo andaluz y por ahí se agrandó la herida del Elche, más preocupado de otras batallas que de plantarse en Nervión con intenciones reales de lograr el triunfo. Un año sin perder en casa lleva el Sevilla. Son 38 partidos, con 33 triunfos y cinco empates en todas las competiciones. Una barbaridad que sustenta a este buen equipo que ha forjado Emery, al que Monchi quiere renovar casi de por vida.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información