Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Natación engorda su deuda al calor del CSD

La federación que preside Fernando Carpena presentó beneficios por 200.000 euros en su asamblea de octubre y pérdidas por 600.000 en enero

Mireia Belmonte, en los Europeos de 2014.
Mireia Belmonte, en los Europeos de 2014. EFE

El presidente de la federación española de natación, Fernando Carpena, presentó unas cuentas brillantes en la asamblea federativa de octubre, con beneficios por valor de 242.454 euros para cerrar el ejercicio de 2014, y unos presupuestos positivos de 94.000 para 2015. El pasado enero, cuando rindió cuentas al Gobierno a través del Consejo Superior de Deportes (CSD), los números se habían disparado. Entonces, la federación que tanto prestigio ha cosechado gracias a las medallas de Mireia Belmonte presentó un déficit de 603.547 euros.

Carpena, primer presidente que cobra un sueldo de profesional en la historia de la natación española, no ha explicado públicamente las causas del desfase. "Han sido gastos coyunturales", dijo ayer, sin querer entrar en detalles, y apuntando a que rendirán cuentas ante los auditores y los órganos internos de la federación. De momento, los datos se plasman en los documentos oficiales a los que ha tenido acceso este periódico. En el entorno federativo se asegura que todo ha sido producto de un error contable, consecuencia del cual despidieron al gerente Eugenio Bermúdez con una indemnización máxima, de 45 días por año trabajado.

El Consejo ha prestado a la Natación más de un millón de euros, entre otras cosas, para financiar despidos

El secretario de Estado para el Deporte, Miguel Cardenal, asegura que la natación se somete a un plan de viabilidad. La versión oficial del Gobierno es que la institución que administra los deportes acuáticos se encuentra bajo la misma fiscalización que las demás federaciones. Pero esta no es la opinión más extendida en el mundo federativo, en donde se considera que Carpena es un privilegiado.

El CSD tutela con mimo la natación desde 2009, cuando respaldó la elección de Carpena y promocionó a Eugenio Bermúdez como responsable de la contabilidad. Los funcionarios del CSD se han congratulado de la buena sintonía con Natación y para justificar el incremento del gasto han destacado los éxitos de Mireia Belmonte y la natación sincronizada.

En valores absolutos, el CSD no ha incrementado las subvenciones a ninguna federación más que a natación. El aumento es de cerca de 700.000 euros entre 2013 y 2014. Un 29,06%.

El CSD concede subvenciones a las 66 federaciones menos a Espeleología (en quiebra) y a Fútbol (que renunció al dinero de las quinielas). En contados casos el CSD ofrece préstamos sin intereses. Natación es una de las más generosas excepciones. La institución que preside Carpena debe al CSD 1.021.992 de euros en préstamos a largo plazo y 345.195 a corto. Estas cantidades, ingresadas desde 2009, han servido para financiar despidos de personal, incluyendo directores técnicos como Maurizio Coconi o gerentes como Jesús González Higueras.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.