El Barça premia a Busquets

El club azulgrana amplia el contrato y el salario del mediocentro por su buen rendimiento

Busquets y Silva pugnan por el balón en el duelo europeo.
Busquets y Silva pugnan por el balón en el duelo europeo.Rui Vieira (AP)

Cuando sellaron la anterior renovación de Sergio Busquets (Sabadell, Barcelona; 26 años), en agosto de 2013, el entonces presidente Sandro Rosell llegó a un compromiso verbal con el agente del jugador. “Si sigue con este rendimiento, revisaremos su ficha en un año y medio o dos”, afirmó Rosell, que no quería engrosar los salarios de la plantilla. Le tomó la palabra el representante y desde hace seis meses que se alcanzó un acuerdo de renovación, por más que no se haya cerrado hasta al principio de esta semana, cuestión de matices (variables) y de números. Así, Busquets prolonga su estancia hasta el 30 de junio de 2019 con opción a un año más que, de nuevo, depende del rendimiento y de variables como partidos jugados. Es la tercera renovación en cuatro años.

En el Barça no hay nadie que no lo quiera a su lado. Lo han querido todos los entrenadores porque reparte el juego como nadie —“es el mediocentro con mejor primer toque del mundo”, le definió la semana pasada Piqué—, y porque es muy complicado que pierda el sitio y la pelota. Lo quieren también los compañeros por eso y porque, además, defiende el bien común como ningún otro, solidario en el césped y gustoso de la jarana si es necesario. Y lo quiere el barcelonismo porque es de la casa y porque por muchos medios de corte defensivo que pasen por el Camp Nou difícilmente le quitarán la silla. Por eso ha sido titular desde que lo ascendiera Guardiola en 2008, circunstancia posible también porque desde entonces sólo ha estado 13 días de baja. No varía ahora su situación; ha disputado todas las jornadas de la Liga menos una (ante el Eibar), siempre titular a excepción del duelo frente al Elche. Así, suma 1.843 minutos, sólo superado por Bravo (2.160) y Messi (2.115).

“Si sigue con este rendimiento, revisaremos su ficha en un año y medio o dos”, afirmó Rosell en la anterior renovación

Destituida el área deportiva encabezada por Zubizarreta, las negociaciones se enquistaron un poco hasta que se perfiló la nueva comisión técnica, finalmente sin un director deportivo. Por lo que el acelerón lo dio en las pasadas semanas el presidente Bartomeu, que celebró hasta tres reuniones con el agente del jugador. Y con todo más o menos cerrado, Orobitg se reunió la semana anterior con el director general Ignacio Mestre y el director de fútbol Raúl Sanllehí, además del director de deportes profesionales Albert Soler, para redactar el contrato definitivo. Un acuerdo que se amplía por una temporada —tenía ficha hasta 2018— y que aumenta considerablemente sus emolumentos y también las primas a recibir por objetivos. Busquets pasa ahora al tercer cajón de salarios azulgrana que comparte con Piqué e Iniesta, justo por detrás de Xavi, Luis Suárez y Neymar, y también de Messi, que ocupa el primer escalón.

La cláusula de rescisión, sin embargo, no se ha tocado: 150 millones netos. Un precio desorbitado —sobre todo porque el comprador debería ascender a los 300 brutos— que tampoco echó para atrás al Manchester United y al PSG, que hicieron ofertas (reducidas). “Está muy satisfecho y contento por continuar en casa”, desvelan desde su entorno. Busquets, uno de los cuatro capitanes del Barça, firmará hoy su ampliación.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción