Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“La altura y la fuerza no son siempre una ventaja”

El número siete de la ATP charla con EL PAÍS antes de medirse a Rafael Nadal en cuartos

El checo Tomas Berdych, en su encuentro contra Bernard Tomic, este domingo. Ampliar foto
El checo Tomas Berdych, en su encuentro contra Bernard Tomic, este domingo. afp

Tomas Berdych (Valasske Mezirici, República Checa, 29 años) espera a Rafael Nadal en los cuartos del Abierto de Australia. En octavos, el checo eliminó 6-2, 7-6 y 6-2 al australiano Bernard Tomic, y el español 7-5, 6-1 y 6-4 al sudafricano Kevin Anderson, desconectado tras desaprovechar cinco bolas de break con 5-5. Berdych, que es el número siete y el primer top-10 con el que se cruza el número tres esta temporada, llega lanzado. No ha perdido ni una sola vez el saque. No ha cedido ningún set. No tiene dudas de que este es su momento: pese a que ha perdido 17 partidos seguidos contra Nadal (18-3 en el cara a cara), confía en que su nuevo equipo técnico dibuje el mapa táctico que le lleve hasta la victoria.

Pregunta. Mide 1,96m. Pudo ser jugador de baloncesto o voleibol. ¿Por qué el tenis?

El tenis no fue algo que me enamorara desde el principio

Respuesta. Todo se debe a mi padre. Él nunca jugó ningún deporte profesional. Pocos años antes de que yo naciera, alguien le enseñó a jugar al tenis. Se enamoró completamente… y luego me empezó a llevar. Para mí fue el recreo. Me pasaba el día entero en las pistas, sobre todo en verano. Allí me vio mi primer entrenador. “Tiene algo. Le das la raqueta y ya pega. Tiene talento”, dijo. Y así empecé.

P. ¿Le descubrieron por el talento o por la estatura?

R. Las dos cosas. Tenía unos ocho años. La altura, la fuerza, no son siempre una ventaja. En el alto nivel, esos factores se neutralizan.

P. Entonces, ¿por qué llegó a la élite?

R. Sinceramente, el tenis no fue algo que me enamorara desde el principio. Yo no llevaba a mi padre a las pistas, él me llevaba a mí. Me empujó. Me mantuvo en el deporte. Tuvo mucha paciencia. Debo agradecérselo. El tiempo que mis padres emplearon en mí, en ir a todos esos torneos pequeños en sus fines de semana, empleando en ello su tiempo libre, ahora me parece increíble. Es algo muy importante para un niño. El apoyo de la familia es básico. A los 11 años me di cuenta de que esto era lo que quería hacer y muy rápidamente entendí el orden de las cosas: primero, la escuela; después, los entrenamientos y el tenis. Tienes que crearte una disciplina. Eso es lo que te mantiene en movimiento.

“Nadal ya tuvo que volver de lesiones antes y lo hizo bien”

P. Suma 17 derrotas seguidas contra Nadal.

R. Ahora este dato no es importante para mí. Es el pasado. Me siento bien en la pista. He conseguido aumentar mi nivel cada partido que he jugado. La meta es seguir haciendo eso. Espero un partido muy duro, como siempre, pero creo en mis posibilidades y las voy a aprovechar.

P. El español llega sin apenas ritmo competitivo, con una decena de partidos desde julio.

R. Hay demasiada especulación a su alrededor. Sabe muy bien lo que hace. Ya ha tenido que volver de otras lesiones antes, y lo ha hecho extremadamente bien. En esta ocasión no será diferente. Sigue siendo un oponente muy duro.

P. Si pudiera cambiar algo de Nadal, ¿qué sería?

R. Yo le pondría la raqueta en la mano derecha [el manacorí es zurdo].

P. Él es un producto del tenis al aire libre; usted, del tenis bajo techo.

R. En el pasado, eso ha marcado grandes diferencias. España era conocida por tener a algunos de los mejores especialistas en tierra de todos los tiempos. Es el resultado de estar siempre bajo el sol y sobre la arcilla. Para nosotros no es así. Tenemos que jugar bajo techo, donde las pistas son más rápidas. Antes, los checos nos adaptábamos mejor que los españoles a las diferentes superficies. Ya no.

Resultados de octavos

Hombres: A. Murray (RU)-G. Dimitrov (BUL), 6-4, 6-7 (5), 6-3, 7-5. N. Kyrgios (AUS)-Andreas Seppi (ITA), 5-7, 4-6, 6-3, 7-6 (5), 8-6.

Mujeres: S. Halep (ROM) a Y. Wickmayer (BEL), 6-4 y 6-2. M. Sharapova (RUS) a S. Peng (CHN), 6-3, 6-0. E. Makarova (RUS) a J. Goerges (GER), 6-3, 6-2. E. Bouchard (CAN) a I. Begu (ROM) 6-1, 5-7, 6-2.

Durante todo el lunes buscarán los cuartos Ferrer, Feliciano López, García López y Muguruza, ante Nishikori, Raonic, Wawrinka y Williams, respectivamente.

P. La movilidad es su punto débil.

R. Tengo un preparador físico nuevo, Azuz Simcich. Me ha enseñado muchísimas cosas. Ha conseguido hacer mi cuerpo mucho más flexible, capacitándolo para una variedad mucho mayor de movimientos. Eso es muy importante. Me permite usar mi fuerza mucho mejor en la pista. Es lo que estaba buscando.

P. ¿Por qué?

R. Soy un tipo alto y bastante pesado. Eso hace la diferencia cuando me comparo con jugadores de 1,85m y 72 kilos. Cargo con más peso. Él vio eso muy bien. Lo bueno es que en unos pocos meses de trabajo juntos yo puedo ver los resultados en la pista. Me siento bien.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información