Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La confianza ciega de Ancelotti

El técnico del Madrid ejerce de padre de familia y dice que conoce y cree en sus jugadores

“El problema es mental, no físico. Vamos a recuperar ritmo e intensidad”

Carlo Ancelotti da indicaciones a sus jugadores durante el entrenamiento Ampliar foto
Carlo Ancelotti da indicaciones a sus jugadores durante el entrenamiento

Florentino Pérez considera a Carlo Ancelotti como un padre de familia. El presidente del club ha elogiado en alguna ocasión la tranquilidad y el buen vivir que ha traído el técnico italiano al vestuario del Madrid. Un vestuario, según el propio Pérez, que parece una familia. Algo nuevo para un club tan acostumbrado a vivir sobresaltos. Ancelotti, efectivamente, se comporta como un padre con la plantilla. El año pasado, cuando el Barcelona y el Sevilla frenaron la racha de imbatibilidad del equipo (32 partidos sin conocer la derrota), dijo que si tenía que jugarse algo se lo jugaría con este grupo. Lo dijo antes de la final de Copa y lo repitió antes de las semifinales de Champions contra el Bayern.

Esta mañana en Valdebebas ha vuelto a repetir la confianza ciega que tiene en este grupo. Pese a las dos derrotas seguidas con las que ha arrancado el equipo el mes de enero, Ancelotti dice que todo está bajo control. Que es un momento más de los que se viven en el fútbol, que no se puede ganar siempre y que sus jugadores tienen la profesionalidad y la garra necesaria para cambiar la situación. “Tengo mucha confianza en mis futbolistas, es imposible ganar todos los partidos, de vez en cuando tienes que perder. Vamos a volver a ganar porque este vestuario tiene garra”, comentó el técnico italiano.

Estoy preocupado lo normal, no más de eso porque conozco muy bien a este equipo"

En septiembre, nada más empezar la temporada, vivió un momento parecido. El equipo perdió dos partidos seguidos (Real Sociedad y Atlético) y empezaron las preocupaciones. “En aquel momento no teníamos la confianza y la seguridad de que las cosas saldrían bien, había jugadores nuevos que no se habían adaptado todavía. Ahora es todo distinto, sabemos lo que tenemos que hacer, teníamos más dudas en septiembre que ahora”, explicó Ancelotti. Él no duda, asegura que el problema es mental y no físico. Y eso que hay jugadores como Kroos, acostumbrados además a gozar de un parón invernal como el que hacía en la Bundesliga, que suman más de 2.000 minutos.

No rota el técnico italiano. De mitad de campo para arriba no hay suplentes (Jesé está cogiendo ritmo de competición después de 10 meses de inactividad) que consigan hacer la labor de los habituales. “Son normales las críticas al equipo porque es un equipo que ha ganado mucho. Cada uno busca su explicación, yo también la he buscado. No veo un momento tan grave, pero sí necesitamos cortar esta racha. Estoy preocupado lo normal, no más de eso porque conozco muy bien a este equipo. Lo vivimos como un momento negativo pero bastante normal”, comentó Ancelotti antes de dar su explicación a las dos derrotas seguidas. “Todavía no estamos en una condición mental optima, físicamente el equipo está bien, no hay datos que digan lo contrario. Son momentos que pasan todos los equipos y ahora lo estamos pasando nosotros, en septiembre lo arreglamos bien y lo vamos a volver a arreglar”.

El padre de familia es así, tranquiliza el ambiente y tiene confianza ciega en su grupo. “No hay bajón físico”, repitió cuando le preguntaron si tenía previsto que el equipo bajara tanto después del Mundial de Clubes. “Los datos que manejamos no hablan de bajón físico. Todavía no hemos llegado al ritmo de intensidad necesario para ganar los partidos después de las vacaciones. Tenemos que empujar un poco más, el equipo está bien, simplemente necesita más intensidad en el juego”.

Físicamente el equipo está bien, no hay datos que digan lo contrario”

¿A qué se debe que la condición mental no sea optima?, le preguntaron a Ancelotti. “Hemos tenido una racha fantástica de victorias y después las vacaciones. A la vuelta nos hemos encontrado con partidos complicados y no hemos llegado con el mismo ritmo con el que terminamos el año”, contestó. Mañana contra el Espanyol descansará Sergio Ramos y Cristiano volverá al once. No tiene previstos más cambios (Casillas aparte) el técnico italiano que aprovechó la rueda de prensa para enviar un mensaje después del brutal atentado de París.

“Todo el mundo está preocupado por lo que pasó en Paris, esperemos que los políticos arreglen este problema que es de todos, no solo de Francia. Una vida con preocupación y peligro no es vida”, comentó Ancelotti. Dio por cerrado el tema Lucas Silva, el medio brasileño que tenía pensado fichar el club en el mercado de invierno. “Estábamos evaluando la recuperación de algunos jugadores: Khedira totalmente recuperado y Modric va bien así que no necesitamos otros jugadores en el mercado”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información