Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una academia para seguir ganando

Alemania anuncia un ambicioso proyecto para consolidar su dominio del fútbol con la creación de una multimillonaria ciudad deportiva

Neuer levanta la Copa del Mundo
Neuer levanta la Copa del Mundo getty

Gary Lineker, la leyenda del fútbol inglés, acuñó una frase que aun sigue teniendo vigencia, pero que encierra una verdad a medias. “El fútbol es un deporte en el que juegan 11 contra 11 durante 90 minutos y al final siempre gana Alemania”, dijo cuando Inglaterra perdió ante Alemania por penaltis en las semifinales del Mundial de Italia 90.

La selección alemana, la famosa Mannschaft, tiene un largo historial de triunfos, pero tardó 24 años en ganar nuevamente un Mundial y desde 1996 no logra coronarse campeona de Europa. Todo esto puede llegar a su fin cuando la Federación Alemana de Fútbol (DFB) inaugure, a más tardar a comienzos de 2018, su majestuosa Academia, un proyecto multimillonario con el cual la DFB pretende convertir el fútbol alemán en una marca registrada sinónimo de éxito, poderío y calidad.

Hace unos días, el presidente de la DFB, Wolfgang Niersbach, invitó a la prensa para dar a conocer sus ambiciosos planes para la próxima década. El dirigente no fue mezquino con los adjetivos para referirse al mayor éxito logrado por la Federación, la conquista de la cuarta estrella mundial en Río de Janeiro. Pero Niersbach tenía reservada una sorpresa a sus excolegas. En forma solemne, pero convencido de no estar diciendo ninguna tontería, el dirigente dijo que los planes para los próximos 10 años eran conquistar un quinto Mundial, hacer posible que Alemania sea la sede de la Eurocopa en 2024 y modernizar las estructuras de la organización y dotarla de un moderno centro deportivo donde las futuras estrellas del fútbol alemán recibirán formación.

“No nos dormiremos sobre nuestros laureles, por eso nos hemos propuesto hitos más allá de nuestro trabajo diario”, dijo Niersbach. La ciudad deportiva albergará las oficinas de la Federación, un centro de prensa, un hotel, la academia, campos de entrenamiento y centros de investigación. “La academia será un hogar nuevo y de innovación para el fútbol alemán, un lugar donde la teoría y la praxis se combinarán al más alto nivel”, dijo el dirigente al Frankfurter Allgemeine Zeitung. La DFB gastará 89 millones de euros.

El proyecto no ha estado exento de críticas. Después de una larga negociación con la ciudad de Fráncfort, la DFB logró obtener la concesión del terreno que actualmente ocupa el hipódromo de la ciudad, un terreno de más de 15 hectáreas, una decisión del Ayuntamiento que enfureció a los amantes de las carreras. Con cerca de 6,8 millones de miembros y 26.000 clubes, la DFB es actualmente la asociación deportiva más grande del mundo.

La idea de dar vida a la Academia nació hace siete años, cuando Óliver Bierhoff, gerente de la selección alemana, propuso su creación para evitar caer nuevamente en la crisis que vivió la selección desde 1990. “En la Academia vamos a trabajar todos juntos bajo las más modernas condiciones. Habrá un ambiente de cooperación en el que participará todo el balompié de Alemania en busca de su progreso”, dijo el ex jugador internacional y actual ejecutivo de la Mannschaft. La Federación Alemana de Fútbol también se propuso otra meta, quizás más difícil que convertir a Alemania en la primera potencia mundial del fútbol: renovar la FIFA. “Tenemos que cambiar la imagen de la FIFA, volverla positiva. El mundo necesita una institución seria, integra y con credibilidad”, dijo Wolfgang Niersbach, quien confirmó su candidatura para formar parte del comité ejecutivo de la FIFA.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.