Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La NBA suspende a un jugador con 24 partidos por violencia doméstica

Jeffery Taylor, de los Hornets y con doble nacionalidad, también ha sido sancionado con un año por la Federación de Suecia

Taylor fue arrestado el pasado septiembre
Taylor fue arrestado el pasado septiembre AP

Jeffery Taylor, jugador sueco-estadounidense, y que milita en los Charlotte Hornets, ha sido suspendido con 24 partidos por la NBA. Taylor fue arrestado el pasado septiembre en un hotel de East Lansing, Michigan. Tras ser declarado culpable de violencia doméstica y destrucción de la propiedad, ha sido condenado a 18 meses en libertad condicional y a completar un programa contra la violencia doméstica durante 26 semanas. Según la policía, Taylor y una mujer estaban bebiendo alcohol en la habitación del hotel cuando se produjo una fuerte discusión. El jugador empujó y golpeó a la mujer, y después destrozó parte de la habitación.

Respecto a la sanción deportiva que se le ha impuesto a Taylor, Adam Silver, comisionado de la NBA, argumenta: “La suspensión es necesaria para proteger los intereses de la NBA y la confianza del público en él. Su conducta viola la ley y, en mi opinión, no se ajusta a normas morales, es perjudicial y va en detrimento de la NBA”.

La sanción, como todas las que aplica la Liga estadounidense, implica que Taylor perderá la parte proporcional de su ficha, es decir, 267.000 dólares, unos 212.000 euros, de los 729.000 euros que tiene firmados para esta temporada. También deberá seguir un tratamiento contra el alcohol y realizar 80 horas de servicios a la comunidad.

La sanción implica que Taylor perderá la parte proporcional de su ficha, es decir 267.000 dólares

Taylor, que es internacional por Suecia, también ha sido suspendido por un año la federación de este país. “La violencia no es parte de nuestro deporte, ya sea en la cancha o fuera de ella. Sobre esa base, el director del comité de disciplina ha decidido que Jeffery Taylor no jugará para el equipo nacional durante la temporada 2014-2015”, ha manifestado el presidente de la Federación de Baloncesto de Suecia, Hans von Uthmann.

El alero de 25 años no había podido disputar esta temporada ningún partido con los Hornets, por lo que la sanción que le ha impuesto la NBA contabilizará los 13 partidos que se ha perdido y le impedirá disputar los próximos 11. Jeffery es hijo de un exjugador con su mismo nombre que tuvo un paso fugaz por la NBA antes de recalar en la Liga de Suecia, país en el que vive desde entonces. Jeffery ha disputado 103 partidos con Charlotte, 37 como titular, durante las temporadas 2012-2013 y 2013-2014.

Durante la larga etapa en que David Stern fue comisionado de la NBA, solo cuatro jugadores fueron suspendidos por violencia doméstica o abusos por un total de 14 partidos: Jared Sullinger (un partido, a pesar de que los cargos le fueron retirados), Ron Artest (siete partidos), Jason Richardson (tres partidos) y Glenn Robsinson (tres partidos).

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.