Golpe al control económico

El Juzgado de lo Mercantil concede las medidas cautelares a Pedro León y cuestiona seriamente la normativa de elaboración de presupuestos de la Liga de Fútbol Profesional

Pedro León, durante un entrenamiento con el Getafe
Pedro León, durante un entrenamiento con el GetafeIRENE CAMINERO (DIARIO AS)

Pedro León ya puede jugar. El Juzgado de lo Mercantil número ocho de Madrid admitió este lunes las medidas cautelares solicitadas por el jugador del Getafe hasta que el juez resuelva el contencioso abierto por el propio futbolista contra la Liga de Fútbol Profesional (LFP), en el que de la mano del sindicato AFE solicita la suspensión de las normas de elaboración de presupuestos que fijan límites al coste de las plantillas.

El auto del juez Francisco de Borja Villena Cortés cuestiona seriamente la validez de la normativa del control económico impulsada desde el Consejo Superior de Deportes (CSD) y ejecutada por la Liga al recordar que se trata de “una circular” sin rango de ley, como requiere la Ley de la Competencia. La argumentación es contundente: “La exención a la restricción de la libre competencia en el mercado exige una cláusula normativa de rango legal y de contenido claro (...) Y esto no se puede deducir de lo fijado en el artículo 41 de la Ley del Deporte, tal cual ha invocado la Liga Nacional de Fútbol Profesional”.

Más información
Un millón por volver a jugar
El CSD frustra a Pedro León
Otro revés para Pedro León
Pedro León, con ficha y sin botas
Las contradicciones de Ángel Torres en el ‘caso Pedro León’
Pedro León contra la patronal
El Getafe borra a Pedro León

Al amparo de esa elaboración de presupuestos, la patronal no visó el 31 de agosto la licencia de Pedro León al sobrepasar el Getafe los 18,7 millones que tenía autorizados para gastos del plantel. El auto del juez, en este punto, también es claro: “Debo ordenar y ordeno a la Liga de Fútbol Profesional que proceda a expedir el visado previo de la licencia federativa de Pedro León, con inaplicación para tal caso de las reglas fijadas por aquella sobre la limitación del coste de plantilla deportiva (...); y a permitir su alineación con el Getafe, sin que se incurra por este en alineación irregular ni en ningún tipo de sanción por dicha razón (...)”.

En su escrito, el juez cuestiona en varios puntos más la legalidad del control económico. “Ha de llegarse a la conclusión de que la norma indicada por la Liga Nacional de Fútbol Profesional (...) implica un abuso de posición de dominio por parte de aquella (...)”. “No puede soslayarse además que se está generando un perjuicio directo sobre cualquier clase de interés o derecho legítimo, sino de uno de rango constitucional, el derecho al trabajo (....)”.

El control económico forma parte del plan instaurado en 2012 por el CSD para que los clubes de fútbol ejecutaran un ajuste económico que les permitiera ser viables y también reducir la alta deuda que el fútbol profesional español tiene con Hacienda. En ese contexto, el Consejo emitió una nota en la defensa de estas medidas de control financiero para con los clubes: “El Consejo Superior de Deportes respeta profundamente la decisión judicial”, si bien ha insistido en que se reafirma “en la indispensable necesidad de adoptar medidas que eviten gastos superiores a los ingresos, hechos que contribuyeron a acumular deudas superiores a 4.000 millones de euros en enero de 2012”.

El futbolista ya puede ser alineado por el Getafe sin que este pueda ser sancionado

La Liga de Fútbol Profesional, por su parte, también emitió un comunicado en el que mostraba su contrariedad ante la decisión del juez y no descartaba apelar la decisión, para lo que cuenta con un plazo de 20 días: “El mencionado auto no ha suspendido la aplicación de las normas y criterios para la elaboración de presupuestos de los clubes/SAD afiliados a la Liga Nacional de Fútbol Profesional (...) En consecuencia, dichas normas y criterios se continuarán aplicando de conformidad con lo dispuesto en la legislación deportiva estatal y los Estatutos Sociales de la LFP”. El sindicato de futbolistas AFE, sin embargo, es contrario a esa opinión: “El auto solo se refiere al caso de Pedro León, pero si otro jugador iniciara el mismo proceso se encontraría fácilmente con la misma resolución que anularía cautelarmente la normativa del control económico, que ya quedó muy cuestionada en la sentencia del caso Murcia”.

El auto deja claro, que al menos en el caso del Getafe, la normativa queda suspendida de manera cautelar. Fuentes de la propia patronal confirman que “el auto cuestiona la potestad de la Liga para poder inscribir jugadores, si se pueden establecer límites al coste de la plantilla y un control económico sobre los clubes”. Ahora mismo, el Getafe podría fichar a cualquier jugador ante el próximo mercado invernal sin que la Liga pudiera impedírselo esgrimiendo un tope de gasto.

El Getafe, que hasta el momento había seguido las directrices de la Liga, sigue en esa misma posición. “Si la Liga nos dice que podemos inscribirle, le inscribiremos cuando nos digan”, asegura su presidente, Ángel Torres. Pedro León, por su parte, mostró su satisfacción a través de las redes sociales. “Gracias a Don Borja Villena Cortés por darme la cautelar. Gracias por darme lo que me negó el Consejo”, escribió el futbolista.

Tres meses de calvario

El 3 de septiembre, con el mercado de fichajes cerrado, la LFP deja sin ficha a Pedro León por superar el tope salarial impuesto al Getafe, de 18,7 millones de euros. Ángel Torres, presidente del club, colocó a su futbolista, el que más cobra de toda la plantilla, el último de la lista que mandó a la Liga.

El 18 de septiembre, la RFEF decide expedir la licencia de Pedro León. Pero la LFP asegura enseguida que dicha licencia no es válida. Además, amenaza con sancionar al Getafe si deja jugar al futbolista en el partido siguiente por alineación indebida, lo que desmiente la AFE dos días después. Cosmin Contra, el técnico, le dejó fuera de la convocatoria.

El 29 de septiembre, Pedro León y la AFE presentan una denuncia contra la LFP en el Juzgado de lo Mercantil de Madrid y presentan medidas cautelares para que pueda jugar. Según el futbolista y la AFE, la LFP está vulnerando su derecho al trabajo.

El 31 de octubre, el CSD desestima el recurso de alzada interpuesto por el jugador y por la AFE.

El 17 de noviembre, el juez Francisco Borja Villena Cortés otorga a Pedro León las medidas cautelares, invocando el derecho al futbolista a trabajar.

El próximo domingo el Getafe visita al Villarreal.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS