Oleson agiganta al Barça en Estambul

El alero blaugrana impulsa a su equipo ante un exigente Fenerbahçe (78-80)

Doellman encesta ante Vesely.
Doellman encesta ante Vesely.SEDAT SUNA (EFE)

El Barcelona venció en Estambul un partido de altos vuelos, exigente, ante un rival con una colección de jugadores notables y un entrenador que ya todo el mundo sabe cómo se las gasta, Zeljko Obradovic, el hombre de las ocho Euroligas. Y ganó porque Oleson y un oportunísimo triple de Navarro le dieron el impulso imprescindible para entrar en los últimos dos minutos y medio con una renta suficiente (73-80) para resistir los últimos embates del equipo turco, tan previsibles como el culebreo arbitral.

En medio del desbarajuste al que empujó la ansiedad y la impaciencia de Hickman y Goudelock, los propulsores del juego del Fenerbahçe, por recortar la desventaja de su equipo, el Barcelona también se desquició. Acabó haciendo valer esos siete puntos de ventaja, aunque a duras penas, sin volver a anotar en ese tramo final y gracias a una sucesión de fallos, el último un triple de Preldzic que podía haberle dado la vuelta por completo al balance del duelo.

FENERBAHÇE, 78; BARCELONA, 80

Fenerbahçe: Hickman (9), Sipahi (0), Preldzic (11), Vesely (4), Erden (2) –equipo inicial-; Goudelock (16), Bjeliça (14), Bogdanovic (4), Savas (0) y Zoric (18).

Barcelona: Marcelinho (9), Navarro (11), Thomas (1), Doellman (12), Tomic (12) –equipo inicial-; Abrines (6), Satoransky (4), Pleiss (5), Oleson (16), Lampe (4) y Nachbar (4).

Parciales: 21-19, 20-22, 19-23 y 18-16.

Árbitros: Lamonica (Italia), Boltauzer (Eslovenia) y Koromilas (Grecia).

Ulker Sports Arena de Estambul. 8.593 espectadores. Cuarta jornada de la Euroliga de baloncesto. Grupo C. Este viernes se juegan los partidos Valencia-Baskonia (20.45) del grupo D y CSKA Moscú-Unicaja (18.00) del grupo B.

Zeljo Obradovic no sacó a Goudelock en el quinteto inicial. Deseaba guardarse la pólvora para más adelante, meter de pleno en el partido a otros jugadores, que el base estadounidense con huellas de los Lakers en su ficha deportiva, no acaparase el juego del Fenerbahçe. No le salió mal la estrategia. El Barcelona fue a remolque (27-21 y 54-47). Le costó muchísimo ajustar las posiciones y la determinación de sus jugadores a la hora de capturar el rebote. Pero, a medida que discurrían los minutos, mejoró al tiempo que continuó explotando una de los aspectos que decantaron la balanza: sus ocho triples frente a los dos que solo anotó el equipo turco, también muy fallón desde la línea de tiros libres (10 de 17).

En el fragor de la batalla se alzó Oleson. El alero de Alaska se erigió en un factor decisivo con cuatro triples casi consecutivos para un total de 16 puntos, además de dos rebotes y tres robos de balón, con el mérito adicional y trascendente de que se encargó de frenar con bastante acierto a Goudelock. También brillaron Satoransky y Navarro, mientras que Tomic y Doellman confirmaron su notable regularidad, imprescindible para responder a Bjelica y Zoric, que llevaron por la calle de la amargura a la defensa blaugrana Venció el Barcelona, se sacudió la posibilidad de enlazar dos derrotas seguidas tras su derrota, el domingo en la Liga Endesa ante el FIATC Joventut, y encarriló su incipiente camino en la Euroliga.Venció el Barcelona y encarriló su incipiente camino en la Euroliga.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Robert Álvarez

Licenciado en Periodismo por la Autónoma de Barcelona, se incorporó a EL PAÍS en 1988. Anteriormente trabajó en La Hoja del Lunes, El Noticiero Universal y el diari Avui.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS