Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bale, la baja más llevadera

Los jugadores y los técnicos del Madrid entienden que la ausencia del galés en el clásico ante el Barça es la más fácil de solventar Ancelotti apostará por Isco o por Chicharito

Bale, durante un encuentro contra el Atlético. Ampliar foto
Bale, durante un encuentro contra el Atlético.

Los problemas de espalda vuelven a postrar a Gareth Bale. Los servicios médicos del Madrid informaron este lunes del diagnóstico de una lesión en el músculo piramidal derecho del futbolista. Este músculo, situado debajo de la zona lumbar, sirve para rotar la cadera. Según los fisioterapeutas consultados, los problemas en esta zona suelen estar relacionados con protrusiones y hernias discales, dolencias que le fueron detectadas a Bale nada más fichar a cambio de unos 100 millones, en la primera semana de septiembre de 2013. Los médicos estiman que lo normal sería que el atacante no pueda disputar el clásico del próximo sábado, cuando el Barcelona visitará el Bernabéu (18.00, Canal + Liga y Gol TV).

El cuerpo técnico del Madrid, lo mismo que los jugadores, considera que la baja de Bale es lamentable por su capacidad goleadora, pero no afectará negativamente al funcionamiento del equipo. La opinión más extendida en Valdebebas señala que, de todos los futbolistas titulares del Madrid, el menos importante es Bale. El goleador es más popular entre los directivos, los periodistas y los hinchas, que entre los profesionales en nómina del club. Ancelotti podría reemplazarle con Isco o con Chicharito sin necesidad de alterar el espíritu de su propuesta.

El galés sufre una lesión en el músculo piramidal, debajo de la zona lumbar

El entrenador madridista ha señalado a sus colaboradores varias posibilidades tácticas que no precisan la concurrencia de Bale para realizarse. La primera es un 4-4-2 con Kroos y Modric en el mediocentro, James a la derecha e Isco a la izquierda, y Cristiano con Benzema en punta. Este fue el esquema que implantó Ancelotti en la final de Copa del Rey, cuando Cristiano estaba lesionado. Entonces Bale, que no es un delantero tan experto en el desmarque como el portugués, jugó en punta y metió el gol del triunfo, una exhibición de potencia ante Bartra.

En la pasada final de Copa ante el Barça, el técnico italiano probó con éxito un 4-4-2

La segunda variante de la que han hablado los técnicos incluye a Javier Hernández, alias Chicharito. El mexicano puede ocupar la punta del ataque con Cristiano en la izquierda y Benzema en la derecha, sin alterar el 4-3-3 que caracterizó al equipo en la temporada pasada. Esta opción no contaría con Isco, cuyo respaldo social se ha redoblado en los últimos días. El malagueño también es un jugador muy querido por el presidente, Florentino Pérez.

Bale, de 25 años, es el jugador más caro de la historia del fútbol. Pero los médicos que analizaron las imágenes de sus protrusiones discales ponderaron que le costará completar su carrera sin pasar por el quirófano. Ya se perdió varios partidos la temporada pasada debido a sus molestias lumbares. El galés no jugó ni las primeras rondas de Copa ni 11 encuentros de Liga. Disputó 3.329 minutos en todas las competiciones. Siete jugadores de campo participaron más que él: Ramos (4.352 minutos), Pepe (4.230), Modric (4.060), Benzema (4.057), Cristiano (4.030), Di María (3.763) y Carvajal (3.363). En Valdebebas le consideran un perfeccionista de la preparación física. Aseguran que en su casa tiene lo más parecido a un gimnasio y una clínica privada en donde le efectúan todo tipo de tratamientos preventivos para las patologías de la espalda.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información