Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Liverpool sobrevive a un final anárquico ante el QPR

El conjunto de Brendan Rodgers vence al QPR, colista de la Premier, tras un final con cuatro goles en ocho minutos

Sterling conduce el balón. Ampliar foto
Sterling conduce el balón. AFP

Un final anárquico dejó al Liverpool al borde de un nuevo tropiezo, ante un Queens Park Rangers, colista de la Premier, que puso fin a su propia remontada (2-3). El conjunto de Brendan Rodgers tardó en abrir el marcador 66 minutos, gracias a un gol en propia puerta de Dunne, tras un centro de Glen Johnson. El central intentó despejar con la zurda un pase raso, pero acabó metiendo el balón en su portería. Poco antes Balotelli había fallado lo impensable. Disparó Lallana, repelió McCarthy y el rechazo le quedó al italiano para marcar a placer desde el borde del área pequeña, con el portero vencido. Inexplicablemente la mandó fuera. El fichaje estrella del Liverpool, llamado a cubrir el vacío que dejó Luis Suárez, no termina de cuajar en el esquema de Rodgers.

Y en el 86 comenzó la locura. Empató el chileno Vargas, exdelantero del Valencia, con un remate acrobático dentro del área. Tres minutos más tarde, Coutinho volvió a decantar el partido del lado de los reds, gracias a un disparo ajustado al palo izquierdo del guardameta que se coló entre la defensa. En el 91 volvió a igualar el marcador Vargas tras rematar un saque de esquina. Y en el 95, Caulker metió el segundo gol en propia contra los intereses del QPR, cuando intentaba interceptar un pase de Sterling a Balotelli. Cuatro goles en los últimos ocho minutos. Un final anárquico, con carambolas, que acabó beneficiando a un Liverpool, que no termina de despegar en la Premier. Los reds son quintos, en puestos europeos, tras ocho jornadas de Liga. En este tiempo ha cosechado cuatro victorias, un empate y tres derrotas, y tiene a dos puntos al Manchester United, que este lunes visita el campo del West Bromwich Albion (21.00, Canal+ fútbol).

El Liverpool necesitará algo más que carambolas para su siguiente reto, el próximo miércoles, cuando recibirá a un Madrid que llega lanzado a la tercera jornada de la Liga de Campeones, donde los ingleses tampoco han comenzado con muy buen pie. Ganaron al Ludogorets (2-1), en casa, pero fueron superados en su visita al Basilea (1-0).

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información