Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jonathas dispara al Elche

El delantero brasileño exhibe zancada en Vallecas ante un Rayo que cayó de pie

Jonathas, delantero del Elche, celebra un tanto ante el Rayo. Ampliar foto
Jonathas, delantero del Elche, celebra un tanto ante el Rayo. As

Al Rayo se le ha complicado un inicio de temporada que parecía alfombrado tras su magnífica puesta de largo ante el Atlético. En Riazor se dejó dos puntos en la última acción del partido contra el Deportivo y en el regreso a la competición cayó en su feudo ante el Elche, que dejó impronta de equipo trabajado. Fue uno de esos partidos que tanto abundan ahora, de presión alta por parte de ambos contendientes y ausencia de espacios. El Rayo no estuvo cómodo porque pasó largos minutos sin encontrar los caminos hacia Trashorras y sin su presencia en el juego perdió la pelota.

RAYO, 2-ELCHE, 3

Rayo Vallecano: Cristian Álvarez; Tito, Zé Castro, Abdoulaye Ba (Pozuelo, min.61), Insua; Trashorras, Baena; Aquino (Manucho, min.72), Bueno, Kakuta; y Leo Baptistao (Alex Moreno, min.83). No utilizados: Cobeño, Quini, Morcillo y Licá.

Elche: Tyton, Damián Suárez, Enzo Roco, Lombán, Edu Albacar; Adrián González, Mosquera, Víctor Rodríguez (Álvaro, min.70), Rodrigues (Fayçal, min.87); Coro (Pasalic, min.79) y Jonathas. No utilizados: Manu Herrera, Domingo Cisma, José Ángel y Álvaro Herrera.

Goles: 0-1: min. 36 Albacar; 1-1: min. 44 Kakuta; 1-2: min. 54 Jonathas; 1-3: min. 69 Mosquera; 2-3: min. 90 Bueno, de penalti.

Árbitro: Vikandi Garrido. Amonestó a Abdoulaye Ba, Zé Castro, Lombán y Álvaro.

Incidencias: Vallecas, ante unos 10.000 espectadores.

Perdió también la iniciativa en el marcador cuando en el tramo final de la primera parte Edu Albácar, lateral zurdo de monumental golpeo, embocó en la red de manera magistral un libre directo desde la frontal. El gol, seguramente también el desgaste y la pujanza del rival, invitó al Elche a dar un paso atrás. Ya habían aparecido Bueno y Kakuta para agitar el partido cerca del área ilicitana. Entre los dos fabricaron el empate en la última jugada antes del descanso, un excelente pase de Bueno por delante de la zaga que encontró al futbolista cedido por el Chelsea en el segundo palo. Allí Kakuta se jugó un uno contra uno ante Damián, que no tenía ayudas, pero que además estuvo excesivamente remiso a la hora de encimarle. Lo pagó el Elche con un disparo sencillo y raso que llevó de nuevo la igualada al marcador.

El paso por la caseta rearmó al Elche en la idea que había expuesto de inicio. La campaña pasada en su regreso entre los grandes se mostró coriáceo. Es un equipo complicado para hincarle el diente –"tuvimos intensidad y unión", ponderó tras el partido su técnico Fran Escribá- y que semeja haber integrado con éxito a sus incorporaciones de este verano. Una de ellas, el brasileño Jonathas, fue decisiva para que el equipo saliese de Vallecas victorioso. Fabricó dos goles a la contra en los que exhibió tranco largo, desborde y clase en la pegada. En el primero aprovechó un robo de Adrián para desde el circulo central galopar entre los dos centrales locales, blandos y amonestados previamente, y superar a Cristian Álvarez en su esbozo de salida con un preciso golpeo. En el segundo supo tirar del equipo hacia arriba, temporizó con el balón, aguantó las acometidas rivales y habilitó a Mosquera para que su remate se colase a la red tras envenenarse al tocar en Baena.

Para entonces el Rayo ya se había desatado. Con 1-2 en contra Paco Jémez no dudó y retiró al tierno Abdoulaye Ba del eje de la zaga para jugar con tan sólo tres atrás. Arriesgó y perdió el Rayo, que llegó al gol demasiado tarde, en el minuto 90, cuando Albacar tocó un centro con el brazo y Bueno transformó el pertinente penalti. En el descuento al Rayo le sobraron las prisas y le abandonó la claridad de ideas: acumuló hombres en la frontal y le faltó paciencia para abrir el campo y tan siquiera generar una opción de gol. "No hemos tenido acierto y el Elche lo que ha tenido lo ha metido", resumió Paco.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información