Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ganar, ganar y ganar

España elimina a Hungría (9-8) y jugará la final del campeonato de Europa contra Holanda

Lorena Miranda y Andrea Blas a la derecha con la húngara Barbara Bujka. Ampliar foto
Lorena Miranda y Andrea Blas a la derecha con la húngara Barbara Bujka. AP

Empeñada en seguir haciendo historia, la selección española de waterpolo femenino se clasificó ayer para la final del Campeonato de Europa tras vencer a Hungría (8-9). En un durísimo partido en el que las chicas de Miki Oca demostraron por qué son guerreras, por qué ganaron la medalla de plata en los JJ.OO. de Londres 2012 y por qué se colgaron del cuello el oro en el Mundial de Barcelona 2013. Para ellas, será la tercera final consecutiva en tres años maravillosos en los que han conseguido que un deporte de apenas 500 licencias alcance la gloria. Aguarda Holanda, sorpresa del torneo, que eliminó a Italia en la tanda de penaltis, tras empatar a ocho goles en la otra semifinal.

“Ganar, ganar y ganar", gritaron las mujeres del waterpolo español como suelen hacer antes de lanzarse a la pileta para empezar los partidos. Y ganaron en la Isla Margarita a las húngaras, que tardarán en olvidar a Pareja y compañía. Como sucedió en las dos semifinales anteriores, en Londres y en Barcelona, España dejó a Hungría sin final. En un alarde de esfuerzo y talento sin parangón en el deporte femenino español, las trece rosas de un equipo irrepetible vencieron gracias a un trabajo defensivo espectacular (seis recuperaciones por dos de las locales) y una enorme paciencia en ataque.

Hungría, 8; España, 9


Parciales: 2-2, 3-3, 2-3 y 1-1

Hungría: Flora Bolonyai, Dora Zcigany (1), Dora Antal, Dora A. Kisteleki, Gabriella Szucs, Orsolya Takacs (1), H. Kisteleki, Rita Keszthelyi (4), Ildiko Toth, Barbara Bujka (2), Dora Csabai, Anna K. Illes y Edina Gangl.

España: Laura Ester, Marta Bach, Anni Espar (1), Roser Tarragó, Mati Ortiz, Jennifer Pareja (2), Lorena Miranda, Pili Peña (1), Andrea Blas, Ona Meseguer, Maica Garcia (4), Laura López (1) y Patricia Herrera.

Árbitros: Mihaijo Ciric (Serbia) y Andrej Franulovic (Croacia).

Las de Oca son, antes que nada, un equipo, y como tal se comportan, así que cuando no aparece una, asoma otra. Ayer le tocó liderar la victoria a Maica García Godoy, seguramente la mejor boya del mundo, que jugó un partido para enmarcar más allá de firmar cuatro de los nueve goles españoles, especialmente inspirada al desatascar el marcador en un tercer tiempo inolvidable. La jugadora del Sabadell puso la guinda al trabajo colectivo de un equipo que ha hecho de las finales su hábitat natural.

“Si yo juego bien es gracias al equipo y por culpa del equipo. Hoy he dado el cien por cien, como siempre, y estoy muy contenta tanto por mi actuación como por la del grupo”, aseguró tras el partido Maica García Godoy, protagonista del encuentro, feliz como todas sus compañeras, pero dispuesta a pasar página y a pensar en la final cuanto antes. “No nos sorprende ver a Holanda en la final. Lo que toca por ahora es contener la euforia, todavía no tenemos el oro, así que hay que preparar la final desde ya mismo, empezando por recuperarnos bien del esfuerzo de hoy". La jugadora del Sabadell asume que son el equipo a batir. “Llevamos tres años en la cima, pero seguimos aguantando y continuaremos luchando para seguir en las medallas, fieles a nuestro estilo de juego. Visto en perspectiva, tiene mucho más valor mantenerse arriba que ganar un campeonato puntual o una medalla. Es la prueba de la ambición del equipo, y también de su cohesión como grupo. Este conjunto es un diez", resumió la catalana.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información