Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Van Gaal: “Solo Krul sabía que iba a jugar la tanda”

El seleccionador holandés dice que se sentía tan satisfecho con el juego del equipo que solo había hecho el cambio de Depay

El entrenador holandés Louis van Gaal, después del partido ante Costa Rica.
El entrenador holandés Louis van Gaal, después del partido ante Costa Rica. REUTERS

Costa Rica se despidió orgullosa de Brasil. No hubo reproches en el plantel de Jorge Luis Pinto. “Nos vamos golpeados, pero orgullosos por el sentimiento con la camiseta, por la actitud del equipo, porque hemos salido invictos de la Copa”, afirmó el seleccionador. “Y hemos jugado contra tres campeones del mundo”, prosiguió, después de recordar los partidos contra Italia, Uruguay e Inglaterra. “Nos eliminó, además, la mejor selección que he visto hasta el momento en el Mundial: Holanda”. “No somos una potencia”, recordó el técnico, que aspiraba a que un equipo de la Concacaf llegara por primera vez a unas semifinales del Mundial después que Estados Unidos lo hiciera en 1930. “Trabajamos con lo que tenemos, y lo hicimos bien, con oficio. Nos tocó defendernos. Nos falta algo, algo que algún día tendremos”. Y, ante el afecto mostrado por la afición brasileña, rompió a llorar: “Nosotros somos todos brasileños”.

“A buen seguro que los aficionados se han quedado con la imagen de equipo competitivo que hemos dado y con un buen sentido del juego táctico”, explicó Pinto. “Vinimos a jugar a fútbol para dejar una imagen digna, correcta, agradable, y eso vale mucho para el país”. El seleccionador, que se quejó de nuevo por la actuación del árbitro, “pues se dieron casi dos penaltis que no pitó”, felicitó a sus jugadores: “Estoy orgulloso de ellos y el país también. Por encima del fútbol está el sentimiento y la actitud con la camiseta. Hicimos cosas maravillosas. Defendimos bien en línea, juntándonos en campo contrario, pero nos faltó criterio con el balón. Por eso le dije a Robben que nos dejara ganar algo”.

Keylor Navas, el santo y seña del equipo, insistió en unos términos parecidos: “Hay que levantar la cabeza bien alto. Todos hicimos un buen trabajo. Lo dimos todo en la cancha”. “Es difícil perder, a nadie le gusta”, añadió, “pero quizás los holandeses han tenido lo que hay que tener a la hora de lanzar los penaltis. Acertaron más y nosotros no tuvimos la dicha del anterior partido”. El portero, decisivo en la rueda de los penaltis de octavos de final ante Grecia, no pudo detener ninguno de los tiros de los jugadores de Holanda. Navas, en cambio, estuvo soberbio durante el partido, especialmente en los constantes remates de Van Persie y Robben, resguardado además por los postes, que escupieron hasta tres remates, dos de Sneijder, el mejor jugador del partido. “El Mundial ha sido una experiencia muy linda para mi”, resumió el guardameta de Costa Rica.

El técnico holandés se quejó de la actitud de los futbolistas y del entrenador de Costa Rica por dilatar la puesta en juego del balón de forma reiterada

Louis Van Gaal, el triunfador de la noche, confesó que fue durante la prórroga cuando pensó en utilizar al meta Tim Krul en el caso de llegar a la tanda de penaltis, y de ahí que le diera entrada en el último minuto del tiempo añadido. “No esperaba que Krul después de calentar dos minutos jugase tan poco antes de que acabara la prórroga”, argumentó. “Sabíamos que el balón tenía que salir y habíamos pedido la sustitución. Tenía que salir bien. No imaginé que el árbitro fuera a añadir tan poco tiempo de descuento”. El seleccionador holandés se sentía tan satisfecho con el juego del equipo que solo había hecho el cambio de Depay, “porque era el único que no estaba jugando bien”.

Van Gaal, asesorado por Frank Hoek, que ya fue su ayudante en el Barcelona, explicó: “Cada jugador de mi selección tiene unas características determinadas y pensamos que Tim Krul era más adecuado que Jasper Cillessen para una tanda de penaltis. Por su altura, 1,93m, puede llegar a las esquinas de la portería como se pudo apreciar, cuando se tiró siempre por el lado correcto”. “Antes del partido no quisimos decir nada a los jugadores al respecto, ni siquiera a Cillessen, porque podría haber afectado a su rendimiento”, insistió. “Sí que habíamos hablado en cambio con Tim. Funcionó. Y si no hubiera funcionado me habría equivocado. Felicito a mis jugadores. A veces es frustrante contemplar desde el banquillo como se fallan tantas ocasiones, pero estaba convencido de ganar en los penaltis por la determinación de todos mis jugadores”. El técnico holandés, por el contrario, se quejó de la actitud de los futbolistas y del entrenador de Costa Rica por dilatar la puesta en juego del balón de forma reiterada, de la misma manera que los ticos se quejaron por la actitud de Krul, que antes de cada penalti intentó desconcentrar con su protocolo peliculero a los lanzadores.

Pinto aseguró que en su vida recordaba un partido en que el entrenador de un equipo sustituyera al portero antes de la tanda de penaltis. Aunque no es habitual se ha dado en varias ocasiones. Schuster, por ejemplo, cambió a Casillas por Dudek en una edición del Trofeo Carranza y Cruyff hizo lo propio con Zubizarreta, relevado por Unzué, en el Ciutat de Palma.

¿Y Argentina?, se le preguntó a Van Gaal ante la semifinal que le aguarda a Holanda. “Ganó con suerte a Bélgica, pero es un gran equipo”. Robben, mientras, se despedía satisfecho: “No pude hacer más, porque me hicieron todo tipo de placajes de rubgy”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.