Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sharapova, tercera remontada

La rusa se clasifica para la final, donde le espera Halep, tras perder el primer set, como en todos sus duelos desde octavos

Sharapova celebra su victoria. Ampliar foto
Sharapova celebra su victoria. AFP

Esta es la historia de un amor tardío. Maria Sharapova, que según sus propias palabras era “una vaca sobre hielo” cuando le tocaba resbalar en tierra batida, jugará su tercera final consecutiva de Roland Garros tras remontar ayer 4-6, 7-5 y 6-2 a la canadiense Bouchard.

La rusa, que de nuevo compitió mejor de lo que jugó —ha tenido que remontar sus tres últimos partidos— ha pasado a convertirse en una especialista en arcilla desde que celebró el título en París en 2012, lo que le permitió completar el Grand Slam: de ganar el 77% de sus encuentros sobre polvo de ladrillo ha pasado a celebrar el 93% de esos duelos, sumando seis de sus nueve trofeos sobre el albero desde aquel día mágico en París.

"Con la edad, creo que me muevo mejor y que soy más sabia", bromeó la campeona de cuatro grandes

“Luché, peleé y encontré un camino para ganar. Estoy orgullosa de eso”, explicó Sharapova, que competirá el sábado por el título contra la rumana Simona Halep (6-2 y 7-6 a la alemana Andrea Petkovic), a la que domina por 3-0 en el cara a cara y a la que este mes de mayo remontó para ganar el trofeo de Madrid. “Con la edad, creo que me muevo mejor y que soy más sabia”, bromeó la campeona de cuatro grandes, que tiene 27 años. “Sigo teniendo hambre, aunque sea de una generación distinta [a la de Bouchard, de 20 años]”.

Sin la amenazante presencia de Serena Williams en el horizonte, solo Halep, que debuta en una final de la categoría, se interpone en el camino de la rusa hacia el título. La rumana será la número tres mundial desde el lunes. Su temporada es más que notable, y ya en 2013 ganó seis títulos. Liviana tenista, de golpes centelleantes, tendrá que buscar cómo hacer frente a los mandobles de Sharapova, toda una pegadora.

"Tengo que vengarme", dijo Halep, recordando la final de Madrid, en la que ganó el primer set para luego inclinarse ante una Sharapova desatada

“Tengo que vengarme”, dijo Halep, recordando la final de Madrid, en la que ganó el primer set para luego inclinarse ante una Sharapova desatada de ganador en ganador, brutal en el golpeo. “Voy a luchar por este título. En Madrid empecé jugando muy bien, rápido, abriendo ángulos”, prosiguió la campeona de Doha 2014. “Ahora tengo que ser más fuerte que entonces y mantener la calma. Sé que será duro para mi. No tengo nada que perder, y eso estará siempre en mi cabeza, aunque sé que será muy difícil para mí manejar las emociones”, aseguró la rumana, a los 22 años ya una tenista con más de un lustro de experiencia en el circuito.

Por otra parte, Garbiñe Muguruza y Carla Suárez buscarán hoy el pase a la final femenina de dobles contra las chinas Hsieh y Peng.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información