Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Mundial de Motociclismo 2014

Pedrosa, operado de síndrome compartimental

El piloto de Honda sufría una compresión de los nervios del antebrazo derecho que le restaba fuerza en la frenada

Dani Pedrosa (derecha), junto a Marc Márquez en el podio de Jerez. Ampliar foto
Dani Pedrosa (derecha), junto a Marc Márquez en el podio de Jerez. Getty Images

Dani Pedrosa fue intervenido la mañana de este martes en el Hospital Universitario Quirón Dexeus a causa de las molestias que sufría en el antebrazo derecho. Después de un largo fin de semana, tras subirse al podio en el gran premio de España y completar el lunes una jornada de test en el mismo circuito de Jerez, el piloto de Honda viajó a Barcelona para ser visitado por el doctor Xavier Mir, director de la unidad de microcirugía y cirugía de la mano. Tras la consulta, Mir, que ya conocía los problemas de Pedrosa desde que comenzó la temporada, decidió operar para perder el menor tiempo posible. Mir le ha practicado una rápida intervención: “dos incisiones para liberar la musculatura flexora y la musculatura prono-extensora mediante cirugía mínimamente invasiva y microcirugía”, según explica el comunicado oficial del equipo.

Pedrosa, que permanecerá ingresado 24 horas, deberá mantener el brazo inmovilizado unos días. Posteriormente iniciará la recuperación funcional. Si la evolución es la esperada, el piloto podrá tomar parte en la próxima carrera del calendario, dentro de 10 días en Le Mans, Francia”, sigue la nota. El piloto, segundo clasificado del Mundial de MotoGP, comenzará la recuperación en una semana y estará, si no en perfectas condiciones, sí totalmente capacitado para subirse a su Honda el viernes de la próxima semana, cuando comienzan los primeros entrenamientos libres el gran premio de Francia. “Hay pilotos que han corrido solo tres o cuatro días después de la operación”, explicó a EL PAÍS el doctor Mir, que cuenta hasta 250 pilotos, no todos profesionales, operados de la misma dolencia.

Pedrosa intentó evitar la cirugía

con fisioterapia y un protector bucal, pero no fue suficiente

El síndrome compartimental es muy común entre los que compiten en moto, no solo en campeonatos de velocidad como MotoGP sino también en pruebas de otras disciplinas. “Los músculos de los antebrazos están envueltos por una especie de estuche muy rígido. Cuando se hace un esfuerzo esos músculos se inflan, no pueden hacerlo hacia fuera, sino hacia dentro; eso comprime los nervios y afecta a la circulación, lo que provoca que el piloto pierda fuerza en la mano. Llegar a una curva y no tener fuerza para frenar debe ser una de las peores sensaciones para un piloto”, explica el médico.

Mir conocía el problema de Pedrosa desde la primera carrera del año, a finales de marzo en Catar, y trabajaron para intentar solventar el asunto sin tener que pasar por el quirófano. Se potenció el trabajo con un fisioterapeuta y se recomendó al piloto que compitiera con un protector bucal para que parte de la tensión se descargara en la mandíbula y así no se cargara el brazo, pero la solución no funcionó como se esperaba. Pedrosa se ha operado finalmente para asegurarse un mejor rendimiento en lo que queda de temporada –apenas se han celebrado cuatro pruebas- y poder aprovechar el gran potencial de su nueva Honda en las frenadas, allí donde últimamente obtienen la diferencia con las Yamaha.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información