Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Mundial de Motociclismo 2014

“No me interesa el campeonato”

Lorenzo, fuera del podio, solo piensa en recuperar la forma física y la confianza con unos neumáticos que le amargan la vida

Lorenzo saluda al acabar la carrera. Ampliar foto
Lorenzo saluda al acabar la carrera. AFP

Es dos veces campeón de MotoGP. Es el tipo que corrió recién salido del hospital para no dar ni un respiro a los rivales. Es el piloto que puso toda su cabeza y todo su saber hacer al manillar para pelearle el título a Márquez en 2013 hasta ver la bandera a cuadros del último gran premio, en Valencia. Es Jorge Lorenzo: nunca tira la toalla, pero siempre fue más bien pesimista, realista diría él. Y este realismo le aleja mucho de pelear, de nuevo, por el Mundial.

Tras los dos primeros ceros y el tercer puesto de Argentina, el de Yamaha se volvió a quedar fuera del podio en el circuito de Jerez. “Pensaba que podía ganar, pero en este deporte a veces las cosas no salen como uno quiere”, declaró el piloto mallorquín. Dice que no se siente impotente al asistir a semejante dominio de Marc Márquez porque él todavía no está bien: “Cuando me encuentre bien con la moto y esté mejor físicamente, creo que podré volver a luchar con él y recuperar el rendimiento del año pasado”.

—¿Qué piensa cuando mira la clasificación?

—No me interesa el campeonato.

No está pensando Lorenzo en tirar el Mundial, en dejar de esforzarse por ganar, simplemente no atiende o no quiere atender al pobre bagaje de puntos de que dispone (35, por los 100 que suma Márquez, por ejemplo) para que esa pesadumbre no le impida trabajar en recuperar la mejor versión de sí mismo. Le ocurre a Lorenzo que, además de no haber llegado en buena forma física al inicio del campeonato, no se lleva nada bien con los nuevos Bridgestone, los neumáticos de este año. Están hechos con un compuesto algo más duro y eso les resta agarre. Y mientras que a Márquez le encantan, a Lorenzo se le han indigestado desde los entrenamientos de pretemporada en Sepang. “Me cuesta entender este neumático, poder mantener con él un ritmo elevado. Me obligan a ser más agresivo”, resume el doble campeón mundial. Además, Lorenzo admite que no se encuentra bien físicamente, que está cansado, y que Valentino Rossi está en mejor forma y es más fuerte que él con la misma moto.

De siete salidas que he probado, cinco me han salido mal”

Jorge Lorenzo

En Jerez, Lorenzo falló en la salida: la rueda delantera se le levantó hasta en dos ocasiones. “Me ha pasado todo el fin de semana: de siete salidas que probé cinco fueron mal, y la de este domingo, peor que ninguna”. Como perdió posiciones, tener que rodar en cuarto y quinto puesto, tratar de recuperar lo perdido en las frenadas y ser más agresivo no le ayudó para llegar fino a la segunda parte de la carrera. El rendimiento del neumático bajó y la moto se le movía mucho en las curvas. Un suplicio para un piloto tan fino como Lorenzo. “He pilotado muy tenso”, dijo. Y afirmó no estar siquiera pensando en su contrato con Yamaha, que termina a final de año. “No me preocupa mucho el futuro porque no estoy satisfecho con mi rendimiento. Hasta que no esté fuerte no me sentará a negociar el contrato del año que viene”, sentenció. Aunque logró encontrar motivos para sonreír. “Si comparamos esta carrera con las de Catar y Austin, al menos ha ido mejor. Vamos dando destellos de vez en cuando: ¡no estamos tan mal!”

Dice Márquez, por otro lado, como si no tuviera ya bastantes motivos para dar saltos de alegría que “poder conseguir aquí la victoria es una inyección de moral, aunque ya la tuviera muy alta”. El catalán lleva pleno de poles y de victorias desde que arrancó el curso. ¿Cómo se hace eso? “Es difícil de explicar... A base de trabajo, físico y con la moto, gracias al equipo... es un conglomerado de muchas cosas. Pero lo cierto es que desde el primer entrenamiento en Jerez me encontré bien con los nuevos neumáticos y también con este chasis, se adapta mucho a mi estilo”. Ya es capaz de salir lanzado con el depósito lleno y de sacar el máximo a una goma nueva, algo que no hacía el año pasado. Todavía quedan cosas que se pueden hacer mejor, explica, como el paso por curva. “Siempre hay cosas que mejorar”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información