Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Del Bosque completa el rompecabezas

El técnico encuentra en Javi Martínez, Thiago y Costa las soluciones que le faltaban en cada línea

Thiago Alcántara, Javi Martínez, Azpilicueta y Diego Costa. Ampliar foto
Thiago Alcántara, Javi Martínez, Azpilicueta y Diego Costa.

El partido amistoso del miércoles contra Italia en el Manzanares, más allá de servir a la AFE para llenar la caja y a la Federación para rendir tributo a la memoria de Luis Aragonés, le vino de perlas a Vicente del Bosque para terminar de encontrar las piezas que cuadren el rompecabezas que supone elaborar la lista de 23 futbolistas que se llevará a Brasil.

El delantero hispano-brasileño de la selección española, Diego Costa, durante el encuentro amistoso. ampliar foto
El delantero hispano-brasileño de la selección española, Diego Costa, durante el encuentro amistoso. EFE

Debutó Diego Costa, regresó Thiago y Azpilicueta demostró ser capaz de mantener prestaciones en la banda derecha. Y también podría hacerlo en la izquierda —donde este curso juega a menudo en el Chelsea—. Así que al seleccionador se le aclararon muchas dudas y llegados a este punto parece que solo le falta escoger un futbolista complete el elenco de laterales. Arbeloa y Juanfran se juegan ese puesto. Quien mejor se porte, y se comporte, estará en Brasil. El rojiblanco lleva cierta ventaja porque juega más y tiene menos broncas con los rivales, lo que disgusta al seleccionador.

Al técnico salmantino le sobran centrocampistas y delanteros pero le falta para completar el puzle dar con una pieza que le cuadre en una defensa en la que, sin Puyol, se han examinado jóvenes como Nacho, Bartra e Íñigo Martínez. Todo indica que en vez de dos jugadores por puesto le bastará con tres centrales más Javi Martínez y tres laterales más Ramos o algún recambio de emergencia que baje del centro.

De no haber imprevistos en forma de lesiones, las habas están contadas. Los tres porteros son los que son: Iker Casillas, Víctor Valdés y Pepe Reina estarán en el avión que el próximo 2 de junio, lunes, despegará de Barajas rumbo a Washington, escala prevía antes de llegar a Curitiba, donde la selección española instalará su campo base en Brasil. Del Bosque, además, tiene a tres centrales fijos: Piqué, Ramos y Albiol, más Javi Martínez, que le ofrece muchas opciones. El riojano, un mediocentro potente, físico, de buena llegada, con buen criterio para el toque y de tranco poderoso, hasta que Bielsa le reubicó de central, ha sido pulido por Guardiola en el Bayern y a Del Bosque le resulta de lo más útil. El miércoles contra Italia estuvo muy firme junto a Ramos. Su polivalencia no termina ahí, incluso ha jugado con la Roja en punta en la Confederaciones de Brasil, en el partido contra Italia, cuando las cosas se pusieron peliagudas. En ese sentido, Martínez, tan versátil, tiene sitio asegurado en la lista.

Azpilicueta y Juanfran toman ventaja sobre Arbeloa para cubrir los laterales de la Roja

Thiago Alcántara también parece haberse ganado el derecho a tener plaza en el Mundial, por delante de Mata. Para Del Bosque, el 6 del Bayern es uno de esos productos de la cantera de la Roja con el ADN bien marcado. Ya lideró a la sub-21 camino del título de la Eurocopa obtenido en Dinamarca 2011, donde fue escogido mejor jugador del torneo. Centrocampista de amplio registro, veterano prematuro formado en las divisiones inferiores del Barça, el hijo de Mazinho, campeón del Mundo con Brasil en 1994, jugó un buen partido contra Italia en el Manzanares, espectacular al mover el balón como volante y al cerrar de pivote. “Es hábil, ágil, está pendiente de todo y muy de nuestro gusto”, destacó después del partido el salmantino. Polifuncional, jugó igual para abrir y para cerrar, comportándose una hora en funciones de volante y el resto, como pivote. En todos los casos de hartó de pedir y pedir la pelota. Recambio perfecto de Xavi o de Xabi Alonso, ha demostrado no pocas veces su capacidad para adaptarse a múltiples posiciones —del lateral al falso nueve— porque tiene el campo en la sesera y le sobra talento para interpretar el juego. Con Thiago, Del Bosque tiene una opción de romper el dique Alonso-Busquets si la situación lo requiere.

Al entrenador le sobran centrocampistas y delanteros, y precisa una pieza en defensa

De las pruebas realizadas por Del Bosque, tal vez la menos brillante —no marcó, no tiró a puerta— resultó la de Diego Costa, pero el técnico la reconoció como “una buena noticia”: “Ha hecho lo que le hemos pedido”. El colchonero tiene el sitio asegurado. Van dos nueves y Negredo parece haberle ganado terreno a Torres y a Villa. El rompecabezas no es fácil pero a Del Bosque empieza a cuadrarle el dibujo. Cuando faltan dos meses para la lista definitiva, el seleccionador parece tener las piezas en la mano.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información