Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ojos de Nole, la mente de Nadal

El técnico del número uno destaca la movilidad de Djokovic y la cabeza de su pupilo

Toni y Rafael Nadal, en Australia, tras un entrenamiento. Ampliar foto
Toni y Rafael Nadal, en Australia, tras un entrenamiento. AP

“Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo”. Poco antes de que empiece el Abierto de Australia, Toni Nadal, tío y entrenador del número uno, cita a Arquímedes para explicar cuánto importan los pies ligeros en el tenis. El cuadro del campeón de 13 grandes, que podría cruzarse con Roger Federer, Andy Murray o Juan Martín del Potro para alcanzar el partido decisivo, es una colección de pesadillas que comienza con Bernard Tomic, talentoso tenista local (a partir de las 9.00 en Eurosport). Los peligros son conocidos. Así los resume el técnico del mallorquín, que selecciona los puntos fuertes de los candidatos al título y pieza a pieza acaba construyendo el tenista perfecto.

» Ojos para “solucionar problemas rápido”. “Los mejores ojos del circuito son los de Federer y los de Djokovic”, dice el entrenador que más grandes ha celebrado en el banquillo en la historia (13). “Eso significa, en el caso de Djokovic, una gran facilidad para restar. Donde otros necesitan tres pasos para ajustar bien las piernas (con respecto a la dirección de la bola), él con uno ya lo ajusta. Eso también es coordinación, pero sin visualizar bien dónde va la pelota, sin verla bien, sale un movimiento brusco. Federer también es muy rápido de ojos, y por eso soluciona problemas muy rápido”.

Alerta de calor: 40 grados

En la ciudad de las cuatro estaciones toca infierno bajo el termómetro. El Abierto de Australia está en alerta porque desde hoy hasta el viernes llega una ola de calor a Melbourne que situará el termómetro en una media de 40 grados, a los que puede acompañar mucha humedad. El torneo está listo para detener y suspender cuantos partidos haga falta, que para eso tiene política de calor extremo, aunque las dos pistas principales cuentan con techo, lo que permitirá que se disputen los duelos allí programados.

La combinación de las altas temperaturas y del esfuerzo sobre cemento, una superficie abrasiva que multiplica la sensación de calor al obligar a los tenistas a competir con los pies cubiertos por esparadrapos y dos calcetines, se cobró ayer tres víctimas en el primer grande de la temporada. Golubev, Haas y Bogomolov alimentaron con sus bajas un dato sorprendente: en lo que va de curso, apenas 15 días y seis torneos (incluyendo el Abierto australiano), ya se ha superado la treintena de renuncias y abandonos.

» Pies como “puntos de apoyo”. “Sin aparente esfuerzo para moverse tienen muy buenos pies Federer y Djokovic”, dice el técnico sobre el suizo, que debuta hoy contra Duckworth, y el serbio, que ayer se deshizo 6-3, 7-6 y 6-1 de Lacko. “Con más esfuerzo, David Ferrer”, añade sobre el alicantino, que tumbó 6-3, 6-4 y 6-4 al colombiano González. “Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo, decía Arquímedes en la antigua Grecia. Un buen apoyo te permite un muy buen golpe. Con malos apoyos es más difícil, ya tiene que ser todo por habilidad”.

» Manos para lograr “bolas imposibles en malas posiciones”. “Rafael es el jugador que tiene una capacidad más alta de hacer bolas imposibles, en mala posición”, fotografía Toni. “Él tiene la capacidad de hacer muy buenas bolas en posiciones muy complicadas, con malos apoyos y poco equilibrio, llegando en el último momento a la pelota. La mano también la tiene muy buena Andy Murray: él, en una posición normal, tienen muy buen tacto”.

» Pulmones para “la recuperación”. “Los pulmones se traducen en aguante, no solo de una final larga, sino también en una buena recuperación tras un punto largo y complicado. Rafael y Djokovic son los mejores en este aspecto”, dice Toni de los protagonistas de la final del Abierto de 2012, que agotó 5h 53m, el récord. “Luego, los más rápidos del circuito son Ferrer, Monfils, que abarca más pista, y Djokovic”.

» Cabeza con la que encontrar “ese algo más”. “La mejor cabeza es la de Rafael”, asegura de su pupilo. “Djokovic tiene un tenis más fácil. Si lo tienes más difícil y ganas igual, tanto o más, es porque tienes algo más en otro aspecto: como Rafael no es mejor físicamente, por deducción, solo queda la cabeza”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.