LIGA ENDESA | 11ª JORNADA

Un Madrid de época

El conjunto de Laso tumba a un bravo Valencia (75-82) e iguala el mejor inicio de su historia alcanzando su 23ª victoria consecutiva

Felipe Reyes lanza ante Triguero
Felipe Reyes lanza ante TrigueroMIGUEL ÁNGEL POLO / EFE

Nadie echa el lazo a este Madrid. Invicto, con 23 victorias en otros tantos partidos, el conjunto de Laso igualó en Valencia el mejor inicio de su historia que databa de la temporada 1960-61 con Pedro Ferrándiz en el banquillo. Visitaban los blancos la cancha del segundo clasificado de la Liga, la única plaza en la que no habían ganado en las tres últimas temporadas, pero tampoco los de Perasovic encontraron cadenas para sujetar a un equipo de época. Con Rudy y Carroll al frente de la artillería, 18 y 17 puntos respectivamente, y Mirotic manteniendo su notable contabilidad, el líder tumbó a un oponente bravo y orgulloso que solo contaba en su expediente con la derrota por la mínima ante el Barça en el Palau en la primera jornada del campeonato.

En ninguna de las 22 contiendas anteriores se había encontrado el Madrid tanta intensidad y agitación como la que imprimió el Valencia al partido desde el salto inicial. Agresivos en defensa, voraces en el rebote ofensivo y certeros desde el perímetro, los de Perasovic marcaron territorio con bravura desde el 8-0 con el que arrancó el choque hasta el 45-30 del minuto 18 que supuso la máxima ventaja a favor de los locales. Mientras Doellman y Mirotic se cortocircuitaban mutuamente en el pulso de primeros espadas, el resto de la cuadrilla naranja se entregaba a un febril ejercicio de acoso y derribo ante un Madrid por momentos abrumado. La salida de Sergio Rodríguez lubricó el ataque blanco, la de Slaughter equilibró el rebote y la de Carroll mejoró la puntería. Pero ni su aportación ni las variantes de defensa en zona planteadas por Laso lograron aplacar al Valencia en la primera mitad.

Valencia, 75 - Real Madrid, 82

Valencia Basket: Van Rossom (8), Rafa Martínez (8), Sato (3), Doellman (6) y Lischuck (12) —cinco inicial—; Ribas (13), Lafayette (17), Dubljevic (8) y Triguero (-).

Real Madrid: Llull (11), Rudy Fernández (18), Darden (-), Mirotic (16) y Bourousis (-) —cinco inicial—; Sergio Rodríguez (7), Draper (-), Carroll (17), Dani Díez (-), Felipe Reyes (9), Slaughter (2) y Mejri (2).

Parciales: 23-14; 20-17; 18-24 y 12-27.

Árbitros: García González, Peruga y Rial. Eliminados Rafa Martínez y Lafayette por cinco faltas personales.

Unos 8.000 espectadores en el pabellón de La Fuente de San Luis.

Unas veces Rafa Martínez (lastrado por las faltas), otras Pau Ribas, alguna ráfaga de Lafayette y la brega de Lischuck mantenían la cosecha valenciana. Pero llegó la tormenta. El paso por la caseta transformó al Madrid que se sacudió el dominio del Valencia con un parcial de 4-15. La determinación de Rudy y la aparición de Mirotic enderezaron a los blancos y sacudieron el partido. 13 puntos del alero mallorquín y siete del montenegrino permitieron al líder agarrase al choque (56-55, m. 28). Se resistieron los de Perasovic que cerraron el tercer acto con un 7-0 que les permitió capear el temporal.

No desistió el Madrid que, con un fervor competitivo incontenible y una batería de recursos inagotable, volteó el pulso. La brújula de Sergio Rodríguez -nueve asistencias- y la metralleta de Carroll dieron la primera ventaja a los blancos en el minuto 35 (65-67 tras un triple de Llull). Los de Laso anotaron siete de sus 10 triples en la segunda mitad y cuatro de ellos en el último cuarto. Huérfano del sustento de Doellman, al Valencia se le acabó el fuelle y no le bastó ni con las apariciones episódicas de Dubljevic, ni con el último resuello de Lafayette.Un intercambio de zancadillas entre Rudy y Sato cerró un duelo tenso y bravo que llevó al Madrid, menos excelso pero igual de eficaz, a su 23 victoria. Un líder imparable que abraza la enciclopedia.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50