Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las lecciones del “profesor” Alonso

Ancelotti dice necesitar al tolosarra para “mejorar el juego” del Madrid y enseñarle el oficio de mediocentro a Illarramendi

Xabi Alonso sustituye a Illarra ante el Sevilla.
Xabi Alonso sustituye a Illarra ante el Sevilla. efe

Tan ceremoniosos los italianos en el uso del lenguaje, el entrenador del Real Madrid, Carlo Ancelotti, ha decidido dirigirse a Xabi Alonso en términos de máximo respeto: “Yo, a Alonso, le llamo profesor”, según contó en una entrevista en Onda Cero. Argumentos no le faltan. En sus cuatro temporadas en el Madrid, Xabi Alonso (Tolosa, 1981) ha sido un valor seguro, el futbolista de campo más utilizado en uno de los ejercicios, el segundo en otro y el quinto en los otros dos. Desde su llegada a Chamartín, el 5 de agosto de 2009, solo Cristiano Ronaldo y Sergio Ramos suman más minutos que él. En total, 190 partidos y seis goles. Cantidad y productividad.

Ancelotti ve en él un profesor para ir enseñando el oficio de mediocentro al jugador fichado para sucederlo, su paisano Illarramendi, antes de enfrentarse ambos hoy en el Bernabéu a su exequipo, la Real Sociedad (16.00, Canal Plus Liga), cita para la que son bajas por lesión los dos laterales izquierdos, Marcelo y Coentrão, y por sanción el central y chico para todo Sergio Ramos.

“El público pita porque no le gusta cómo jugamos”, admitió el entrenador italiano

Profesor a su vez para ir aquilatando el fútbol del Real Madrid, desbocado en estos 16 encuentros disputados con 16 alineaciones distintas, partido entre un ataque salvaje y una defensa desbordada, en busca de referentes en el centro del campo. Nadie como Xabi Alonso para darle un punto de equilibrio. “Con Alonso, el juego va a mejorar”, pronosticó ayer Ancelotti, sin excusas para explicar el descontento del Bernabéu. “Es simple. El público pita porque no le gusta en este momento el juego del equipo”.

Una pieza fija

-En agosto de 2009, el Madrid paga 35 millones de euros al Liverpool por Xabi, que en cuatro cursos ha ganado una Copa, una Supercopa española y una Liga como el timón blanco.

-En 2009-2010 fue el madridista de campo más usado por Pellegrini en la Liga: 3.010 minutos.

-En 2010-11, con Mourinho, le superaron Cristiano, Carvalho, Marcelo y Ramos.

-En 2011-12, con 3.143 minutos, solo le derrotó Cristiano en el césped.

-El curso pasado, lastrado por la pubalgia, cedió ante CR, Pepe, Ramos y Modric.

-Desde que llegó al Madrid, solo Cristiano y Ramos, entre los jugadores de campo, suman más minutos que él.

De Illarramendi, de 23 años, Ancelotti destacó ayer “la habilidad táctica” y una “ayuda importante en la salida del juego”. Sin embargo, nadie duda de que el donostiarra ha llegado al Bernabéu en fase de formación, con escaso bagaje profesional. En la Real Sociedad apenas disputó 56 partidos, ninguno de Liga de Campeones, sin estrenarse como goleador. Y costó 38,9 millones tras la púrpura de haberse proclamado campeón de Europa sub-21 con España en Israel.

Ancelotti le va abriendo paso poco a poco (ocho partidos, cinco de titular, 459 minutos), sin cargarle de excesiva responsabilidad, porque, aunque su estilo se parezca al de Alonso, saldría perdiendo todavía en todas las comparaciones. Cuando Alonso fichó por el Madrid tenía 28 años y era un jugador consagrado en el Liverpool, campeón de Europa en 2005, dictando una lección magistral en la inolvidable final de Estambul al remontar un 0-3 en la segunda parte a un Milan precisamente dirigido por Ancelotti. Marcó todas las pautas de los reds y solo extravió un pase al final, en una prórroga extenuante.

Ancelotti ha mimado a Alonso en su regreso. Una entrada progresiva en el once tras una ausencia de 165 días, primero por una pubalgia y después por la rotura del quinto metatarsiano del pie derecho. Ha participado casi media hora ante el Sevilla, media parte frente al Rayo y 70 minutos contra el Juventus. Su rendimiento también ha ido in crescendo y ya parece preparado para medirse todo el encuentro a la Real Sociedad. Eso sí, sigue fría su renovación. Termina contrato el próximo verano y no ha manifestado ninguna prisa por empezar a negociar. “Trataremos de convencerlo”, suspiró Carletto.

Ancelotti ya ha pensado en la alineación ideal e incluso en el esquema preferido, un 4-3-3 donde las gana irrefrenables de correr hacia adelante de los tres puntas —Bale, Benzema y Cristiano— condicionan lo demás. El entrenador trata de echar un ancla en la medular para evitar que el equipo se alargue tanto como hasta la fecha. Alrededor de Alonso, Modric y Khedira tomaron ventaja ante la Juve por su perfil más experimentado y defensivo, Illarra sigue en fase de maduración y a Di María e Isco les penaliza a veces su vocación atacante. El único fijo para la estructura del Madrid es el profesor Alonso.

Rueda de prensa de Carlo Ancelotti

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información