Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cánticos racistas en el Elche-Granada

El árbitro refleja en el acta que se profirieron gritos simiescos contra el visitante Nyom

El camerunés Nyom, a la derecha, lucha por robarle el balón a Mantecón. Ampliar foto
El camerunés Nyom, a la derecha, lucha por robarle el balón a Mantecón. EFE

Nyom, defensa francocamerunés del Granada, sufrió cánticos racistas durante el partido que su equipo ganó en Elche el sábado (0-1). Así lo recogió en el acta Carlos del Cerro Grande, el árbitro del encuentro, que logró reconducir la situación aplicando el protocolo federativo: ordenó que por los altavoces se pidiera el fin de los cánticos, justo lo que no hizo el miércoles el colegiado del CSKA-Manchester City de Champions, lo que provocó la indignación de Yaya Touré, el futbolista visitante contra el que cargaba la grada, y que luego propuso a todos los futbolistas africanos que consideraran la posibilidad de boicotear el Mundial de Rusia 2018 hasta que no se reconduzca la situación.

"En el minuto 89 de partido, tras salir el balón por la línea de banda a favor del Granada CF, los aficionados ubicados en la esquina más próxima a dicha acción, todos ellos seguidores del Elche C.F. comenzaron a realizar el sonido onomatopéyico del "mono" de forma reiterada, dirigiéndose hacia el jugador de raza negra del equipo visitante con dorsal número 2, D.Allan Romero Nyom", escribe Del Cerro Grande en el acta del Granada-Elche. "Inmediatamente", continúa el árbitro; "procedí en aplicación del Protocolo de Actuaciones contra el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Fútbol a solicitar al delegado de campo se comunicase por megafonía del estadio el cese inmediato de dicha conducta por parte del público". "Tras hacerse efectivo dicho anuncio no volvió a producirse nunca más hasta la finalización del partido", cierra.

Como publicó este diario, el Observatorio de la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte, que es el que propuso la creación del protocolo que aplicó el sábado el árbitro, lleva sin reunirse desde finales de 2010. Eso no quiere decir que el problema haya disminuido en las canchas españolas, como quedó demostrado con el caso Nyom. Antes, Eto'o o Daniel Alves denunciaron el acoso racista al que se sentían sometidos en los campos españoles, aunque el problema no es privativo de la Liga: en Francia se han llegado a quitar puntos a un equipo por reiteración en la falta (Bastia, 2007), en Italia el Milan ha llegado a abandonar un amistoso, y en Inglaterra hay experiencias piloto con teléfonos de emergencia instalados en las gradas para permitir a los aficionados denunciar comportamientos racistas.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información