Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ‘9’ por aclamación

El tanto del canterano Morata, de 20 años, al Levante lleva a Ancelotti a cuestionarse la titularidad de Benzema

Morata, tras marcar el 2-2 al Levante. AP

Carlo Ancelotti contempló la escena en el Ciutat de València con los ojos clavados en el infinito y una mueca de amargura en los labios. Como quien miraba un cortejo fúnebre, solo que ante sí corría Álvaro Morata con el balón entre las manos dando voces para arengar a sus compañeros. Se consumía el minuto 88 del Levante-Madrid el sábado, el canterano acababa de meter el 2-2 que devolvía al Madrid a la vida, y el partido bullía. Sin Benzema en el campo. Sin el nueve titular, y con el joven Morata, las cosas parecían funcionar mejor. Ancelotti, desde el banquillo, lo supo de inmediato. A juzgar por su semblante, debió pensar que, más allá de sus convicciones, en este mundo de juego y espectáculo las apariencias son señales poderosas que obligan a actuar. Los socios del Bernabéu y la opinión pública más madridista le reclamarían una reacción. Un cambio de Morata por Benzema en la próxima alineación, contra el Málaga, el sábado 19 de octubre.

Hacía mucho tiempo que el Bernabéu no pedía con tanta insistencia un jugador. “Moraaaaataaaaaa...”, gritan los parroquianos, aclamando al canterano como quien exige la presencia de algo genuino, algo que no se compre con dinero, algo que escasea porque en Chamartín sobra todo lo que se puede pagar.

El cántico se derrama sobre Ancelotti desde la primera jornada de Liga, contra el Betis. El entrenador responde dándole minutos a Morata. En total, le ha brindado 75 minutos de competición en Liga frente a los 11 que le dio Mourinho en las primeras ocho jornadas de la última temporada. Sin embargo, el técnico italiano ha procurado defender a Benzema. Tiene motivos para ello. Por un lado, el nueve francés es, en su opinión, el más completo y experimentado de la plantilla, dueño de una sensibilidad en los pies y un sentido colectivo único, capaz de ayudar a sus compañeros a hilar jugadas en los últimos metros. Por otra parte, Ancelotti sabe que Benzema es uno de esos futbolistas a quienes el presidente, Florentino Pérez, reserva una consideración especial. El traspaso de Higuaín, un competidor temible para Benzema, muy querido por la afición y más goleador, se relaciona con el trato que Pérez tuvo hacia el francés, con quien siempre mantuvo una relación fluida de contactos y llamadas telefónicas. Es el trato habitual de Pérez hacia los futbolistas que él ficha personalmente, como Isco, Illarra o Kaká.

Hacía mucho tiempo que el Bernabéu no pedía con tanta insistencia a un jugador

A sus 20 años, Morata no tiene ni la experiencia de Benzema, ni su dominio del balón, ni un padrinazgo tan importante. Sus credenciales son el cariño del público y una trayectoria impecable en la cantera y en las inferiores de la selección. En el Europeo sub-21 anotó nueve goles en siete partidos antes de levantar el título.

Sergio Piña, uno de los primeros entrenadores de Morata en la cantera del Madrid, asegura que el delantero ofrece garantías suficientes para ser titular. “Uno de los indicadores más importantes para darle el puesto a un nueve es la efectividad”, dice Pina, “y él ha aprovechado sus minutos de forma más que suficiente. Siempre fue un goleador con un porcentaje muy alto de acierto. Es muy hábil con el balón en los pies, sabe jugar de espaldas, conecta bien con los centrocampistas y es un virtuoso del juego de cabeza. Los aficionados del Madrid han visto en él algo diferente: un talento difícil de encontrar en un jugador de casi 1,90 que, además, viene de abajo con hambre”.

Benzema no está jugando mal. Pero Morata tampoco, y cuenta con una presión popular favorable y la inercia de su gol al Levante. Efectivamente, Ancelotti, que es perspicaz, se ha dado cuenta de que debe tomar una decisión políticamente difícil.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información