Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Toda la presión para Casillas

El Real Madrid encara un exigente duelo ante el Galatasaray con el capitán de regreso en la portería blanca

Casillas, en un entrenamiento en Estambul.
Casillas, en un entrenamiento en Estambul. EFE

Carlo Ancelotti se paseaba agitado por Valdebebas hace diez días, en vísperas del partido que disputaron Finlandia y España por las eliminatorias del Mundial. La noticia de que Casillas, el capitán, podría ser titular con la selección campeona del mundo, le agobiaba. El técnico pensaba que la suplencia del portero en el Madrid ya era difícil de explicar de por sí, y a partir de ese momento se haría más extraña.

—El tema está complicado—, decía.

Entonces las cosas se pusieron peor. Casillas jugó con Finlandia, hizo un buen partido, y el seleccionador, Vicente del Bosque, insinuó en una entrevista que el portero podría irse a otro club si no conseguía ser titular en su equipo. Eso creyeron escuchar los dirigentes del Madrid, que se pusieron en marcha para impedirlo. Según fuentes del club, estos dirigentes sugirieron a Ancelotti que convenía que Casillas jugara en Champions cuanto antes. De este modo, por la normativa de la UEFA, ya no podría jugar en esta edición de la máxima competición de clubes con otro equipo que no sea el Madrid.

“Si el rendimiento es bueno para los dos y la cosa sigue así, Diego López jugará la Liga e Iker la Champions”, dijo ayer Ancelotti en la rueda de prensa oficial. “Iker tiene mucha experiencia. Lo veo muy tranquilo y con capacidad para gestionar la presión. Hará un gran partido”.

Si el rendimiento es bueno para los dos y la cosa sigue así, Diego López jugará la Liga e Iker la Champions

Carlo Ancelotti

Diego López, siguiendo el hilo argumental de Ancelotti, es su primera opción para la portería. Pero en Champions jugará Casillas, y justo tras el gran partido del portero gallego la pasada jornada en El Madrigal. Considerando que la Champions, como observó ayer el propio técnico, “es la competición más importante del mundo”, la situación ofrece demasiadas contradicciones como para admitir justificaciones puramente deportivas. Esta vez, además, concurren agravantes. A la dificultad del torneo se añade un calendario peligroso. Ancelotti confesó en el club que no había peor combinación que comenzar en Estambul ante el Galatasaray de Drogba, Sneijder y Altintop. Después del golpe de Vila-real (2-2), el Madrid no llega a la cita en las mejores condiciones posibles.

El partido de hoy puede ser decisivo para la clasificación en un grupo que se anuncia difícil. Casillas ha perdido rodaje, está frío, y tiene poco que ganar porque, haga lo que haga, el domingo en Liga le espera el banquillo. Se juega mucho el Madrid y corre a cuenta de Casillas.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información