Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El relevo ya está aquí

Bruno Hortelano se clasifica para la semifinal de 200 m batiendo el récord de España (20,47s)

Bruno Hortelano (c), durante su serie de clasificación de los 200 m. Ampliar foto
Bruno Hortelano (c), durante su serie de clasificación de los 200 m. EFE

Se paseaba inquieto, imparable, Ángel David Rodríguez, el Pájaro, los últimos días por el vestíbulo del gigantesco Cosmos, el hotel de los equipos pobres del Mundial. “Aquí estoy, esperando el relevo”, decía el atleta de Móstoles, de 33 años, eliminado el primer día de competición, el sábado pasado, de los 100 m, quizás inconsciente del doble significado de su frase. Si se refería a la prueba del relevo 4 x 100, deberá impacientar aún hasta mañana sábado; si se refería al relevo generacional en la velocidad española, la espera ha terminado: aquí está Bruno Hortelano, de 21 años, que esta mañana ha batido el récord de España de 200 m (20,47 s, cuatro centésimas menos que el anterior, 20,51s conseguidos por Sergio Ruiz hace dos meses) y se ha clasificado magníficamente para las semifinales de la prueba, que se disputan esta tarde. “Me gusta elevarme en las competiciones importantes y mejorar marca”, dijo Hortelano, el único español que hasta el momento ha mejorado su marca en Moscú y que prometió una nueva mejora esta tarde en semifinales. “Puedo mejorar más”, dijo. “Pero debo recuperar bien con unos buenos espaguetis y una buena siesta

Los aficionados que habían madrugado para ver de nuevo a Usain Bolt (un trote matinal y controlado, 20,66s en su serie para pasar sin sudar: luego se quejó de un golpe que se dio en el pie hace unos días con unos tacos de salida), recibieron antes el aldabonazo del español que llega de Estados Unidos. Sergio Ruiz quedó eliminado. Antes. El triplista francés Teddy Tamgho, el que más se ha acercado al récord del mundo de Jonathan Edwards, anunció su regreso a lo grande tras tres años de miserias con unos buenos 17,41 m.

Hortelano, que rebajó 11 centésimas su mejor marca hasta el momento en una carrera en la que el francés Vicaut, al que adelantó con el golpe de pecho le sirvió de diana, se ha hecho como atleta en Estados Unidos, donde vive, estudia y corre, en la elitista Universidad de Cornell (Ithaca, estado de Nueva York), una de las ocho de la prestigiosa Ivy League. Hijo de científicos españoles trotamundos, biólogos moleculares, nació en Australia y se trasladó muy joven a Toronto, en Canadá, donde vivió hasta hace tres años. Sus padres están ahora trabajando en Astaná (Kazajistán) y él está en la universidad hasta junio. Pasa el verano en España compitiendo y entrenándose en Madrid junto al Pájaro a las órdenes de su entrenadora Dunia Martín.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información