Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mullera, del escándalo de Londres a la final de Moscú

El catalán, que fue olímpico a pesar de verse envuelto en un escándalo de dopaje, correrá entre los mejores el 3.000 obstáculos

El atleta español Ángel Mullera.
El atleta español Ángel Mullera. efe

Justo un año después de que Ángel Mullera se estrenara con poca fortuna en unos Juegos tras verse envuelto en un escándalo de dopaje —le interceptaron unos emails comprometedores, pero el TAS le dio la razón— se ha convertido esta mañana en el único español en sellar su pase a la final de 3.000 obstáculos. Se quedaron fuera Sebastián Martos, precisamente el hombre que por un momento se vio olímpico y fue relegado al banquillo por el catalán, y el joven Roberto Alaiz, ambos debutantes. Los otros dos españoles en liza, los discóbolos Mario Pestano, que va por su octavos Mundiales, y Frank Casañas, avanzaron a la final del martes.

“También estaba muy bien en Londres, pero el escándalo me afectó”, reconoció Mullera, tras la carrera, que compartió con el francés Mekhissi, uno de los aspirantes al título, medallista olímpico y mundial; “me alegro de haber pasado por todo aquello y porque ahora estoy aún mejor”. Mullera entró el cuarto en su serie, la primera de la mañana. Pero sus 8m 19,26s fueron suficiente para pasar a la final del jueves.

El catalán es un atleta controvertido, al que muchos compañeros miran con sospecha aunque nunca ha dado positivo. Lo que provocó que se le investigara, poco antes de los Juegos de Londres, fueron unos correos electrónicos que se intercambió con un supuesto experto en dopaje. Cuando la policía abrió una investigación sobre el asunto el Consejo Superior de Deportes instó a la federación española a apartar a Mullera del equipo olímpico español. Pero el atleta recurrió ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) que le acabó dando la razón. Mullera viajó de urgencia a Londres y Martos, que ya estaba allí, tuvo que hacer las maletas y volver a casa. Entonces Mullera falló en su intento de llegar a la final. Hoy, no.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información