Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Bayern gana por inercia

Guardiola debuta en el torneo alemán con una victoria decepcionante ante el Mönchengladbach

Guardiola, anoche en el Allianz Arena.
Guardiola, anoche en el Allianz Arena. AFP

Acostumbrados a su energía desbordante y contagiosa, sorprendió verlo hundido en el banquillo, sin muchas ganas de celebrar un triunfo sin brillo. Tanto se espera de Guardiola en el Bayern que su estreno en la Bundesliga fue una victoria decepcionante. También para él, que tanto confía en el triple campeón del pasado curso. Por supuesto, es demasiado pronto para sacar conclusiones, pero quienes buscaron anoche en el Allianz Arena alguna reminiscencia del Barça de Guardiola no encontraron ninguna. Sin presión adelantada, ni dinamismo ni control. Ni clase. Fue un equipo plano que ganó por inercia.

BAYERN, 3-MÖNCHENGLADBACH, 1

Bayern: Neuer; Lahm, Boateng, Dante, Alaba; Scweinsteiger (Kirchhoff, m. 73), Kroos (Javi Martínez, m. 84); Ribéry, Müller, Mandzukic, Robben.

Mönchengladbach: Ter Stegen; Jantschke, Stranzl, A. Domínguez, Daems; Hermann (Hrgota, m. 70), Xhaka, Kramer (De Jong, m. 86), Raffael; Arango (Youness, m. 70); y Kruse.

Goles: 1-0. M. 12. Robben. 2-0. M. 15. Mandzukic. 2-1. M. 40. Dante en propia puerta. 3-1. M. 69. Alaba, de penalti.

Árbitro: Tobias Welz. Amonestó a Kramer, Stranzl, Domínguez y Mandzukic.

Unos 50.000 espectadores en el Allianz Arena.

Suplente Javi Martínez y ausentes por lesión Thiago y Götze, Guardiola premió a los triunfadores del pasado curso, aunque en distinto estado de forma. Muy por debajo de su nivel Schweinteiger y Müller, especialmente. No fluyó el Bayern, que exhibió la pegada del curso pasado, pero descubrió carencias nuevas en la parte central de su defensa. Ahí el zurdo Dante embocó en su propio arco con la puntera derecha un centro raso desde la izquierda del venezolano Arango. El conjunto bávaro se fue al descanso con la distancia recortada. Minimizados los tantos de Robben (tras un delicioso centro en diagonal de Ribéry) y de Mandzukic (tras el rechace del portero Ter Stegen). Es imposible trasladar a Múnich al Barça de Guardiola. Los actores son muy distintos y el Bayern de Pep será otra cosa. Sin saberse todavía qué.

A la espera de Thiago, los centrocampistas (Schweinsteiger, Kroos y Müller) no ejercieron el dominio esperado, a expensas del desequilibrio exterior de Ribéry y Robben, como en el curso pasado a las órdenes de Heynckes. Siempre dispuestos los extremos a alimentar a Mandzukic, un delantero más contundente que eléctrico. El espectáculo lo dio Ribéry, cambiándose el balón de pie a velocidad de vértigo, escapándose de hasta tres marcadores del Mönchengladbach.

El partido se abrió en canal en el segundo tiempo. El Bayern se defendió por momentos muy atrás, hundido en su propia portería (un sacrilegio para Guardiola), recibiendo remates del Mönchengladbach desde la frontal. El sufrimiento bávaro lo apaciguó el central español Álvaro Domínguez, empeñado en jugar con la mano: cometió dos penaltis consecutivos después de que el meta Ter Stegen le rechazara el primero a Müller. Confirmó el joven portero unos excelentes reflejos. Pero el segundo penalti lo transformó con suavidad Alaba. En el palco, Rumenigge y Höeness apenas celebraron el tanto. El estreno de Guardiola en la Bundesliga no era para tirar cohetes. Él, absorto, decidió contemplarlo desde su mullido sillón. A la espera de una gran transformación.

Triplete de Aubameyang en su estreno en el Dortmund

El Borussia Dortmund ha respondido al Bayern con contundencia: un 0-4 al Ausburgo que augura una feroz competencia entre los dos grandes de Alemanania por el título de la Bundesliga. No solo goleó el conjunto de Jürgen Klopp sino que presentó con grandes honores a uno de sus fichajes, el delantero Aubameyang, autor de tres de los tantos (el cuarto, de penalti, lo anotó Lewandowski). Pierre-Emerick Aubameyang es un gabonés de 24 años nacido en Francia (aunque ha optado por la selección de su país de origen, con la que es 11 veces internacional) procedente del Saint Etienne, donde marcó 21 goles en 45 partidos en la pasada campaña. Enriquecido por la entrada de 37 millones que pagó el Bayern por Götze, el Borussia ha acordado pagar ahora 13 al club francés por Aubameyang. Klopp promete un duelo apasionante con Guardiola. 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.