Un destino complejo e inesperado

Falcao cobrará 14 millones de euros en el Mónaco Su fichaje incluye variables como las necesidades de tesorería del Atlético

Falcao, junto a seguidores del Atlético en la grada del Calderón después del último partido ante el Mallorca
Falcao, junto a seguidores del Atlético en la grada del Calderón después del último partido ante el MallorcaAndres Kudacki (AP)

Los 14 millones de euros que percibirá en el Mónaco como argumento de peso incontestable. También un reclamo para los intereses de su agente, Jorge Mendes, que le está haciendo el equipo al magnate ruso Dmitri Rybolovlev con la llegada al club monegasco de otros tres jugadores a los que también representa. Igualmente, la necesidad del Atlético de Madrid de encontrar un club dispuesto a pagar el alto coste de su traspaso que le permita afrontar sus necesidades inmediatas de tesorería o, por otro lado, las preferencias de su mujer para elegir el lugar de residencia donde nacerá su primer hijo. La marcha de Radamel Falcao al Mónaco está compuesta de una serie de variables que conforman un destino inesperado para un futbolista que a sus 27 años está considerado como uno de los mejores delanteros del mundo en el área.

Falcao ha elegido para continuar su carrera un club con apenas pedigrí en el escaparate internacional y recién ascendido a la Primera División francesa. La decisión, en términos deportivos, es de difícil comprensión en los mentideros futbolísticos. Su nombre había sonado como posible refuerzo de algunos de los clubes más grandes del fútbol europeo. Sin embargo, a falta del trámite que oficialice su nuevo destino, Falcao jugará en un equipo que el próximo curso no disputará competición europea alguna. En el Atlético aseguran que el Mónaco ingresará en las arcas rojiblancas 45 millones por el traspaso, menos de los que estipulaba la cláusula de rescisión de su contrato. En los despachos explican que esto se debe al compromiso de palabra adquirido por Miguel Ángel Gil con el jugador cuando este, al borde del cierre del mercado de fichajes del verano pasado, recibió una oferta que Falcao interpretó como “un tren que pasa una vez en la vida”. Gil le dijo al futbolista que no podía aceptar dicha oferta porque no tendría tiempo para buscar un recambio, pero que no dificultaría su salida este verano, siempre que no fuera al Real Madrid, y le compensaría económicamente por el dinero que habría dejado de percibir al permanecer un año más si el Atlético lograba una plaza en la Liga de Campeones.

El club rojiblanco podrá afrontar la deuda con Hacienda y el crédito de un fondo inversor

En los despachos del club rojiblanco aseguran que parte de la cantidad que faltaría para completar la cláusula de rescisión será destinada por el Mónaco a esos 14 millones de euros que percibirá el goleador colombiano. La operación es dada por buena por el club, que habría recuperado la inversión hecha hace dos años tras haber rentabilizado deportivamente al jugador, clave en los tres títulos conquistados y en la clasificación para la próxima Liga de Campeones que, como mínimo, dejará 20 millones de euros en la entidad. Afirma un directivo que Miguel Ángel Gil también ha querido mandar un mensaje a la plantilla actual y a los futuros miembros de ella de que “por las buenas, cumpliendo objetivos, y no como hizo el Kun Agüero, queriéndose ir al Madrid por las malas”, la dirigencia colaborará a sus salidas cuando los futbolistas interpreten que pueden dar un salto.

Con los 45 millones que percibirá, el Atlético podrá disponer de líquido para afrontar su deuda con Hacienda y para devolver el préstamo más intereses que Doyen Group, un fondo de inversión asesorado por Jorge Mendes, debe percibir por ayudar a la financiación de la operación con la que Falcao desembarcó en el Calderón procedente del Oporto por 40 millones de euros, que podrían ascender a 47, según algunas variables, tal y como informó el club portugués a la Comisión Nacional de Valores lusa. Fuentes cercanas a Doyen confirmaron a este periódico la existencia de ese préstamo e incluso aseguran que el Atlético contó con la ayuda de otro fondo en dicha operación. Estas mismas fuentes descartan que Falcao no haya sido el dueño de su destino, aunque forme parte de esa llegada al club monegasco de varios futbolistas representados por Mendes.

Mendes construye el proyecto monegasco como ya hizo con el Chelsea de Abramóvich

Falcao llegará al Mónaco junto a otros tres jugadores de Mendes: su compatriota James Rodríguez y João Moutinho, ambos procedentes del Oporto, que ha ingresado 70 millones de euros por la pareja, y Ricardo Carvalho, que finalizaba contrato con el Real Madrid y que a sus 35 años ha firmado por un año con opción a otro más. Mendes no ha hecho otra cosa que antes no hiciera con el Chelsea, cuando ayudó a Roman Abramóvich a construir un equipo campeón bajo la dirección de José Mourinho, al que también representa. “Lo normal es que los clubes que quieren dar un salto cualitativo con un proyecto ambicioso tarde o temprano tienen que contactar con Mendes por la amplia cartera de futbolistas de primer nivel que maneja”, asegura un representante, que también apuntala que “la presencia de Falcao puede ejercer de gancho para que otros jugadores de nivel, representados o no por Mendes, vean que el proyecto de Rybolovlev de hacer del Mónaco un club competitivo en Europa va en serio”.

En el Atlético niegan que Falcao haya incluido una cláusula según la cual podría quedar libre en el próximo mercado de invierno o en el verano de 2014 si apareciera un club dispuesto a pagar su traspaso y con mayores expectativas deportivas que el Mónaco. Otras fuentes cercanas aseguran que Falcao “no jugará más de un año allí”.

Sobre la firma

Ladislao J. Moñino

Cubre la información del Atlético de Madrid y de la selección española. En EL PAÍS desde 2012, antes trabajó en Dinamic Multimedia (PcFútbol), As y Público y para Canal+ como comentarista de fútbol internacional. Colaborador de RAC1 y diversas revistas internacionales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Europea.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS