Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El partido perfecto

Navarro completa su mejor actuación en Liga con 44 de valoración, corta la racha de 14 triunfos del Madrid y acerca al Barça a la Copa

Navarro ante Rudy Fernández
Navarro ante Rudy Fernández EFE

Quedaban 3,5 segundos para el final y, con el partido ya resuelto por el Barça, Xavi Pascual decidió que era el momento de que el Palau Blaugrana rindiera pleitesía a su tótem. Con el traje de luces de sus mejores tardes, Juan Carlos Navarro respondió a su condición de cabeza de cartel y completó una faena de puerta grande: 33 puntos, seis rebotes, tres asistencias y ocho faltas recibidas para un 44 de valoración en 30 minutos de juego. Su mejor actuación en los 529 encuentros que lleva disputados en 15 años en la élite.

La Bomba solo falló el primero de sus lanzamientos a canasta en el primer minuto de juego. A partir de ahí, la secuencia fue impecable. Siete de ocho en tiros de dos, cinco de cinco en triples y cuatro de cuatro en tiros libres que acabaron con la racha victoriosa del Madrid dejando a los de Laso sin la posibilidad de igualar el mejor arranque de la historia de la ACB.

La NBA y las lesiones habían aplazado la cita durante más de cinco años, pero el reencuentro entre Juan Carlos Navarro y Rudy Fernández deparó un clásico excelso. Se retaban de nuevo en territorio ACB, por primera vez con el mallorquín como madridista, y el pulso se lo llevó el Barça gracias a la febril determinación de su capitán mientras Rudy le perdía la estela tras un efervescente comienzo.

Habituales de los focos, los jugadores franquicia de cada equipo respondieron a su condición de cabezas de cartel desde el salto inicial. Su duelo fue un partido dentro del partido. Al descanso, el marcador reflejaba un 45-44 y sus respectivos expedientes un 19-14. Al final, la contabilidad se disparó a favor del azulgrana 33-18 y el partido se decantó para los locales.

Imparable para los defensores blancos, los de Laso gastaron hasta ocho faltas en intentar sujetarlo. Nada resultó ante una fiera desatada que no admitía grilletes.

Enfrente, Rudy tardó un santiamén en sumar los siete puntos que necesitaba para sumar 3.000 y hacerse un hueco en la enciclopedia de la Liga Endesa. Pero, con Llull atenazado por dos faltas personales tempraneras, apenas Mirotic y el arrebato final de Sergio Rodríguez —con 17 puntos en el tramo final del encuentro— acompañaron al escolta en la misión anotadora. En los de Xavi Pascual, solo Pete Mickeal (15 puntos) siguió, de lejos, el rebufo de Navarro en las filas azulgrana. No hizo falta más, el capitán, de 32 años, se bastó y además coronó su actuación con el premio honorífico de alcanzar las 1.300 asistencias en la Liga.

Nunca en la historia, desde que la competición se disputa con el formato de 18 equipos y 34 jornadas, el Barcelona y el Madrid habían llegado al primer clásico de la temporada regular separados por siete victorias en la clasificación. La Bomba se encargó de ajustar cuentas con una actuación antológica que sirve para enderezar el rumbo de un equipo que en sus dudas hacía peligrar su presencia en la Copa. Visto lo visto, a los azulgrana les sobra potencial y, sobre todo, líder.

“Esta actuación pasará a la historia”

O. P., Barcelona

“A veces pasa”, respondió con naturalidad Juan Carlos Navarro cuando se le preguntó por su memorable actuación. “Me he encontrado bastante bien físicamente, también de los pies, y algunos tiros que creía que no iban a entrar han entrado”, añadió aún sobre la pista nada más concluir el duelo ante el Madrid. “Tal y como estaba el tema —siete derrotas en la Liga—, era importante ganar. Necesitábamos un cambio. Tenemos la clasificación para la Copa más cerca, pero todavía no es segura”.

El líder azulgrana argumentó que el equipo ha cambiado “de actitud” desde el partido de Málaga. “Hay que seguir por este camino. Quizá nos habíamos relajado un poco, a ratos jugábamos bien y otros mal. Hay plantilla e iremos mejor”. Navarro agradeció finalmente el apoyo de la hinchada: “Cuando el Palau está como esta vez, es muy difícil que nos ganen. Nos ayuda a estar más fuertes y concentrados en los momentos difíciles. Ha sido muy importante”.

“La actuación de Navarro ha sido descomunal, pasará a la historia. Nos ha liderado en defensa y también en ataque. Es un jugador único en la historia de nuestro baloncesto”, le ensalzó Xavi Pascual. “Lo que ha hecho Juan Carlos tiene un gran mérito, no se puede hacerlo mejor”, coincidió Lorbek. “Este partido es para los que se habían olvidado del Barça”, reivindicó Sada. “Este equipo tiene mucho talento y mucho corazón, pero ahora toca hacer lo mismo cada semana. Es fantástico ganar, y, más aún, ante esta afición”, ahondó Jasikevicius.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.