Vilanova gana donde no pudo Guardiola

El anterior técnico no consiguió vencer en ninguna de sus visitas al Villamarín

Tito Vilanova, durante el partido frente al Betis.
Tito Vilanova, durante el partido frente al Betis.Paco Puentes (EFE)

La pareja Messi-Tito sigue batiendo registros. Incluso en el indómito bastión de Heliópolis, coto vedado para el Barcelona de Guardiola. Le costó al conjunto catalán, pero ganó, con los palos a su favor y también en su contra. Era impensable, por su naturaleza, su tesón y su impresionante afán competitivo que Messi se quedara fuera del partido ante el Betis por un golpe ante el Benfica. Ahí estaba Messi, pitado a su llegada al Villamarín, intenso en el calentamiento, ávido de protagonismo, voraz, incansable. No hizo nada durante 15 minutos. Hasta que cogió un balón de Iniesta, se aprovechó del desmarque de Alexis y se internó en el área buscando su mejor perfil. Gol histórico del argentino, el número 85 en este año, igualando al mítico Müller.

Pareció fácil, pero no lo es. El gol número 22 en Liga desconcertó a un Betis bien puesto, algo reservón. Y el registro del alemán se quebró en el minuto 25. Gran contra de Adriano, combinación con Iniesta y nueva definición con la izquierda. El tiro cruzado que nunca falla. 86 goles como 86 soles. Incluso el Benito Villamarín era uno de los estadios donde todavía no había marcado en Liga. Actor principal de un buen Barcelona, superado en algunas fases del partido por la intensidad del Betis, esa bulla del Villamarín tan temida en el Barcelona. Dirigido ahora por un Tito Vilanova que se empeña también en batir registros. Solo este equipo se antoja capaz de mejorar otro inicio liguero como el actual y, por si fuera, poco, Tito logró el triunfo en uno de los campos donde no lo hizo Guardiola. Cosa rara, pero cierta. Su Barcelona cayó en la Copa, aunque la eliminatoria estaba ya prácticamente resuelta en la ida, y no pasó del empate en sus dos visitas ligueras al Benito Villamarín.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS