Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Atlético, con la fe del invicto

Los de Simeone reciben al Valladolid instalados en el optimismo

Simeone, durante el partido ante el Hapoel.
Simeone, durante el partido ante el Hapoel. AP

El Atlético recibe hoy al Valladolid (18. 00, C + Liga) con el cartel de invicto tras los cinco partidos oficiales que ha disputado: dos victorias y un empate en Liga y una victoria en la final de la Supercopa y otra en la Liga Europa. En el club perciben sensaciones de estabilidad y regularidad en los resultados que se echaban de menos y apuntan como decisivo el grado de compromiso de la mayoría del plantel con su entrenador. En el vestuario explican el método de Diego Pablo Simeone para que cualquiera de ellos esté en disposición de competir con garantías desde su sinceridad. “La única manera de que un grupo al completo esté enchufado es la creencia en el entrenador y todos le creemos”, dice un jugador que ha pasado ya por unos cuantos vestuarios de Primera División. “No te miente, es claro y cumple con lo que dice”, apunta otro futbolista.

La victoria en Tel Aviv ante el Hapoel, con diez no habituales en el once titular, fue una demostración de esa conexión permanente a la que Simeone tiene sometido al vestuario. Cuenta con dos jugadores por puesto y el que no juega habitualmente procura ponerle en un aprieto en cada entrenamiento o en cada oportunidad que le dan. La concepción que Simeone tiene del profesional convierte en proscrito a todo aquel que no asuma el compromiso de vaciarse en cada minuto que disputa. En el club observan a un técnico al que le puede molestar tanto o más un suplente sin ambición que un titular acomodado o un estado general de optimismo excesivo por lo conseguido hasta ahora.

“Todo lo que hicimos ya quedó atrás y lo que viene es lo más importante. Queremos ser competitivos y aspirar a mejorar partido a partido. De ese camino no nos vamos a mover”, advirtió ayer el técnico. Simeone no hace cuentas, una victoria hoy y otra el miércoles en el partido aplazado ante el Betis del Villamarín, colocaría al Atlético como el inmediato perseguidor del Barcelona. “Que la gente perciba buenas sensaciones es saludable, positivo y bueno. Nosotros somos felices cuando nuestros hinchas están contentos, pero la realidad nuestra pasa por el día a día”, prosiguió el Cholo que concluyó avisando de los peligros del Valladolid: “Es un equipo que trata muy bien la pelota en el medio campo, donde junta mucha gente. Tiene a Omar que abre muy bien el campo para tener superioridad en el medio campo, Guerra tiene peligrosidad arriba, la experiencia de Óscar... Es un equipo competitivo sin duda”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información