CICLISMO

Contador, 10 años después

El ganador de la Vuelta disputa hoy su primer Mundial contrarreloj como profesional

Contador y Castroviejo en el reconocimiento previo del recorrido del Mundial contrarreloj.
Contador y Castroviejo en el reconocimiento previo del recorrido del Mundial contrarreloj.DIARIO AS / DIARIO AS

Curiosamente, y esto figura en su historial como prueba de su clase desde chaval, Alberto Contador, el famoso escalador, debutó con la selección española de ciclismo como contrarrelojista. Fue hace ya 10 años. El madrileño de Pinto no tenía ni 20 años, pero era el mejor sub-23 en décadas y compitió con sus piernas de Coppi, larguísimas, interminables, finísimas, y su pedalada ágil en los interminables falsos llanos de Bélgica contra inmensos y tremendos culogordos,dueños de la carretera. Quedó el 16º, a poco más de dos minutos de un depredador lituano llamado Tomas Vaitkus, lo que, dada su edad y las características del trazado y de sus rivales (pocos de los cuales llegaron a destacar mínimamente como profesionales), no estuvo nada mal.

Diez años después, evidentemente, un puesto similar no satisfaría en absoluto al ganador de la Vuelta, terminada hace 10 días, en el Mundial contrarreloj, ya absoluto, al que regresa hoy como uno de los favoritos, como lo indica, entre otros detalles, el hecho de que partirá el penúltimo (a las 15.22, dos minutos antes que el alemán Tony Martin, que defiende el título). También le convierten a Contador en uno de los favoritos en el recorrido de Limburgo (la Asturias holandesa, le llaman, porque hay colinas y cuestas: 54 kilómetros entre Heerlen y Valkenburgo, con tres cotas de las que se suben en la Amstel Gold Race, incluido el Cauberg), otras circunstancias, como su elevadísimo grado de motivación (el mismo, dicen, de la Vuelta, tan fieramente disputada tras su suspensión por dopaje), su clase (pese a no ser un especialista, ha sido capaz de plantar cara al gran Fabian Cancellara en ocasiones, como en el Tour de 2009) y la ausencia de algunos habituales en los últimos podios (Cancellara, David Millar o Michael Rogers) y, sobre todo, de los dominadores del año, del ganador del Tour y campeón olímpico, Bradley Wiggins, y de su segundo en Francia y bronce en Londres, Chris Froome.

Las grandes ausencias son habituales en un año olímpico, lo que propicia nombres extraños en el palmarés. En 2008, cuando en Pekín ganó Cancellara (Contador fue cuarto), el Mundial se lo llevó el alemán Grabsch. “Pero sí estará Martin, que es el gran favorito”, recuerda el seleccionador español, José Luis de Santos.

El técnico ha estudiado el recorrido junto a Contador y Jonathan Castroviejo (partirá a las 15.02 y aspira a terminar entre los cinco primeros) y cuenta las impresiones que le transmitió el ganador de la Vuelta. “Algunas partes no le han gustado, como las zonas más llanas, de carretera rugosa y abiertas al viento, que puede soplar fuerte, y que convienen más a rodadores potentes”, dice De Santos, “pero el resto sí. Como el primer repecho en el que hay que meter plato pequeño. Está motivado y con ganas. Dice que bien recuperado de la Vuelta, pero no hay que olvidar que, pese a las ausencias, hay muchos especialistas y muy buenos rivales, como Van Garderen, que el domingo, en el Mundial por equipos, fue el que más tiró del BMC”.

Van Garderen es estadounidense, buen escalador, y terminó quinto en el Tour con el maillot blanco del mejor joven. El suyo podría ser el nombre sorprendente de 2012, aunque tampoco faltarán en la disputa los especialistas de siempre: Grabsch, Tuft, Chavanel, Larsson, Kessiakoff (el sueco que ganó a Contador la contrarreloj de Pontevedra), Pinotti, Phinney…

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50