Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Samuel Sánchez se entrena de nuevo

El ciclista recorre 80 kilómetros de carretera tras su caída en el Tour para intentar llegar a los Juegos

Samuel Sánchez, en una rueda de prensa el día después de su caída. Ampliar foto
Samuel Sánchez, en una rueda de prensa el día después de su caída. EL PAÍS

Samuel Sánchez se cayó de la bicicleta en la octava etapa del Tour hace nueve días, fracturándose la clavícula izquierda y el tercer metacarpiano de la mano derecha. Pero sus ganas de revalidar en Londres el oro olímpico conseguido en Pekín 2008 le han vuelto a subir a las dos ruedas. Sánchez ha salido a la carretera hoy por primera vez desde aquella caída, en un intento por llegar a competir el próximo 28 de julio en la prueba de ciclismo en ruta.

El ovetense, de 34 años, ha completado esta mañana un entrenamiento de tres horas sobre el asfalto, en las que ha recorrido 80 kilómetros. “Su estado físico es bueno”, ha informado su equipo, Euskaltel, en un comunicado, lo que le permite mantener la “ilusión” por competir en los próximos Juegos Olímpicos; la decisión, sin embargo, no se ha tomado aún, y se verá supeditada a la “evolución” de sus lesiones. Sánchez ha conseguido mantener esta mañana “un notable golpe de pedal” después de “unos cuantos días” en que ha tenido que guardar reposo. El líder de Euskaltel, sigue el comunicado, se había ejercitado antes con alguna sesión de rodillo.

La caída de Sánchez se produjo a 100 kilómetros de la meta, cuando, duodécimo en la general a dos minutos del líder Wiggins, se dio de bruces con el asfalto y le cayó encima el español Valverde. Mientras este último volvió a subirse a la bicicleta, Sánchez se quedó tendido y llorando en el suelo varios minutos hasta que llegó una ambulancia. Fue una caída más de las que han acabado con todos los integrantes del equipo que irá a Londres en el suelo: Óscar Freire, José Joaquín Rojas, Alejandro Valverde y Luis León Sánchez.

Un día después de su accidente, el de Euskaltel explicó tras las pruebas médicas que determinaron el alcance de sus lesiones: “Haré todo lo posible por ir a Londres, pero a ver qué pasa. Si puedo ir a los Juegos lo haré, pero si no, hay que curarse”.