Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nadal frena para llegar a los Juegos

A menos de un mes de la cita olímpica, cancela su exhibición con Djokovic en el Bernabéu para curarse la rodilla y no se entrenará durante 15 días

Nadal, durante el partido de Wimbledon contra Lukas Rosol.
Nadal, durante el partido de Wimbledon contra Lukas Rosol. Getty

A menos de un mes del inicio de los Juegos de Londres, el día 27, Rafael Nadal anunció ayer que no disputará la exhibición que había organizado el 14 de julio en el Bernabéu con Novak Djokovic porque los dolores en el tendón rotuliano de una rodilla le obligan a detener sus entrenamientos 15 días. Tras caer eliminado ante el checo Lukas Rosol en la segunda ronda de Wimbledon, donde ya le dolían ambas articulaciones, el español pasó consulta con Ángel Ruiz Cotorro, su médico personal y el de la Federación Española, y Mikel Sánchez, especialista que le trata en Vitoria. El parón recomendado por los doctores deja al campeón de 11 grandes y defensor del oro olímpico con un margen mínimo para preparar los Juegos.

Todo empezó en Wimbledon. El tenista se sometió a dos ecografías en las instalaciones del torneo, al que llegó arrastrando los dolores de la primavera, que ya le obligaron a no disputar las semifinales del masters 1.000 de Miami. El objetivo no era en esta ocasión el tendón cuadricipital de sus rodillas, que en otras ocasiones le han dado problemas, sino los rotulianos, especialmente el de la izquierda. Vistas las imágenes, y como el dolor era tolerable, el mallorquín se sometió a un tratamiento con antiinflamatorios y una máquina de termoterapia, receta que repetirá ahora. “En Londres se trabajó para que la dolencia no evolucionara a peor”, explicaron fuentes conocedoras de la situación médica del número dos; “pero tampoco fue a mejor”.

“Antes”, explicaron esas mismas fuentes; “se pensaba que Nadal sufría una tendinitis, es decir, una inflamación de los tendones. Ahora hablamos de una tendinopatía: el tendón se va degenerando y el cuerpo debe regenerarlo. Alguien que se castiga físicamente tanto como él sufre más en ese sentido, y por eso él recurre a la inyección de factores de crecimiento”. Nadal se inyecta esos factores en las rodillas, para lo que se traslada una media de tres veces al año a Vitoria. A cada sufrida sesión le sigue el consecuente periodo de reposo, como el de ahora. Hay, sin embargo, una diferencia: los Juegos están a la vuelta de la esquina. Los tenistas viajarán a Londres el 22 de julio y comenzará sus entrenamientos sobre la hierba el 23. La situación médica de Nadal, según fuentes federativas, no ha alterado en nada esos planes. Se cuenta con él.

“Los médicos han estado mirando mi rodilla y me dicen que sufro de una tendinitis en el tendón rotuliano y que tengo que estar 15 días en reposo, lo que hace imposible que pueda jugar con Djokovic tal y como teníamos previsto y anunciado”, explicó el propio tenista en un comunicado. La Fundación Real Madrid y la Fundación Rafa Nadal esperaban batir el récord de asistencia a un partido de tenis y llegar a los 80.000 espectadores. Ya estaban vendidas unas 30.000 entradas, de entre seis y 25 euros.  “El lunes estuve con los médicos y empecé el tratamiento de recuperación con el objetivo también de estar en condiciones para jugar en Londres y volver a representar a España”, añadió. “Ahora combinaré mi recuperación con unas minivacaciones y volveré a los entrenamientos en 15 días”.