La lupa de La Roja

El ojeador de la selección, Paco Jiménez, analiza a los rivales “para evitar sorpresas”

Gniewino (Polonia) -
Paco Jimenez, preparador de informes de los rivales de España.
Paco Jimenez, preparador de informes de los rivales de España.ALEJANDRO RUESGA

Ha visto ocho partidos de Croacia, los últimos seis antes de llegar a Polonia y los dos que ha jugado ya en el campeonato. Paco Jiménez busca las razones del rival, sus puntos débiles y sus virtudes. “¿Qué buscamos? Conocerles, evitar sorpresas. Información, tratamos de tener información”, dice rotundo, voz ronca, en el despacho del hotel de concentración de Gniewino. “Esto ha cambiado mucho”, asegura. “Antes teníamos problemas para ver a los rivales. Recuerdo que cuando trabajaba con Capello en el Madrid, en algunas Ligas era imposible encontrar vídeos, incluso. Ahora, lo que quieres, lo tienes”, dice.

Hace los informes de los rivales, prepara los vídeos para las charlas con los jugadores, para explicarles qué les espera y para diseñar la estrategia

Su trabajo consiste en darle información a Del Bosque para encajar sus decisiones con el mayor conocimiento posible sobre el juego del rival, preparar los vídeos para las charlas con los jugadores, explicarles qué les espera, diseñar la estrategia. Es el análisis al servicio del talento de unos jugadores excepcionales. “Ganarían solos, pero tratamos de ayudarles, de darles pistas”, explica. También prepara la estrategia. “Se trata de buscar una manera de sacar partido”. Por eso contra Irlanda todos los córners fueron en corto. Por ahí llegó la jugada del gol de Cesc. “Manejamos muchísimas jugadas, más de 40. Luego Vicente elige tres o cuatro para cada partido”.

Tras viajar dos veces a Poznan, ida y vuelta en coche, 10 horas por carretera, Jiménez, que tiene previsto jubilarse al final del campeonato, destaca de Croacia “su emotividad en el juego, que les da un plus de competitividad a su buen momento de forma”. Los porteros comen aparte. De eso se encarga Otxotorena, que en los últimos tres días trabaja con ellos muy lejos del marco, tratando de que Iker Casillas prevea lo que se puede encontrar. Los croatas son rápidos a la contra y profundos, buscan la espalda de los centrales con pases interiores y eso hace que el portero deba actuar muy adelantado. Casillas, puro talento, como sus compañeros, ya tiene el análisis de los croatas y se entrena en consecuencia.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS