FÚTBOL

La Copa más reluciente

Chelsea y Liverpool se miden por primera vez en 131 ediciones en la final de la FA Cup, uno de los torneos más preciados de las islas

Torres anota un gol ante John Terry y Petr Cech en un partido de la Premier en Anfield.
Torres anota un gol ante John Terry y Petr Cech en un partido de la Premier en Anfield.GETTY

Recién clasificado para la final de la Liga de Campeones tras eliminar al Barcelona, Juan Mata, delantero del Chelsea, no podía disimular la alegría. “Hemos conseguido algo increíble y para mí la temporada está siendo fantástica. Además de esta final también estamos clasificados para la de la FA Cup”, confesaba. Podía sonar extraño que, junto a la gesta del Camp Nou, el español se acordase además del partido que le enfrentará hoy al Liverpool en el mítico estadio de Wembley (18.15, Canal +1). La coletilla final de su declaración delataba, sin embargo, cómo el internacional ha interiorizado la relevancia de una de las competiciones más valoradas en Inglaterra.

“Ya me perdí la final de la Carling el año pasado por una lesión en el tobillo, y sería una pesadilla no poder jugar esta”, declaraba Xabi Alonso la víspera de la final de la última FA Cup que conquistó su exequipo, el Liverpool, frente al West Ham el 13 de mayo de 2006. El conjunto que por entonces dirigía Rafa Benítez se impuso en una agónica tanda de penaltis (6-4) y se alzó con su octava copa. Once años después el Liverpool opta de nuevo a repetir el último doblete (Carling y FA) tras haberse impuesto al Cardiff City en febrero, esta vez de la mano del técnico escocés Kenny Dalglish. “No sé si es nuestro mayor reto del año. Creo que hemos tratado la competición con el respeto que se merece y creo que los dos equipos han recibido la recompensa por ello. Los dos estamos en la final y será desde luego un día muy especial”, aseguró el técnico en una entrevista para la página web del equipo.

Octavo clasificado en la Liga, a 34 puntos del liderato, los reds se escudan ahora en el que podría ser su segundo título del año para maquillar una temporada irregular, en la que algunas de sus figuras se han devaluado. Es el caso del delantero uruguayo Luis Suárez, inmerso en un enfrentamiento directo con el lateral francés Evra, del United, que le acusó de proferirle insultos racistas y por lo que fue sancionado con ocho partidos. A su regreso al equipo y de nuevo ante los red devils, el uruguayo le negó el saludo al lateral, aunque no fue sancionado por ello.

Los reds se escudan en el que podría ser su segundo título del año para maquillar una temporada irregular

Sin una reestructuración en el centro del campo tras la salida de Xabi Alonso hace dos temporadas, y sin la referencia de Fernando Torres en ataque, el polémico delantero inglés Andy Carroll, a quien el exseleccionador Fabio Capello recomendó que rebajase la cantidad de alcohol “si quería ser convocado”, se ha destapado en las últimas jornadas junto al capitán Steven Gerard como uno de los referentes del equipo, junto a la irrupción del lateral español José Enrique. Para el partido de esta tarde el técnico escocés no podrá contar con el brasileño Lucas Leiva ni con Charlie Adam, a quienes les sustituirán Spearing y Henderson.

Enfrente el Chelsea, con el premio gordo de la final de la Champions bajo el brazo, tampoco ha pasado por una de sus temporadas más estables. A partir del desencuentro existente entre el que fuera su técnico André Villas-Boas y el núcleo duro de la plantilla (Lampard, Drogba, Terry Malouda), el equipo se vio inmerso en una falta de confianza total en los planteamientos del portugués, que terminó por alejarlo del título de Liga (es sexto a 22 puntos de la cabeza), y que solo ha recuperado tras la llegada de Roberto Di Matteo, y su éxito europeo. El italiano parece además haber recuperado al mejor Fernando Torres, una de los debes en la libreta de Villas-Boas. Di Matteo, autor de gol más rápido en la historia de las finales de la FA Cup a los 43 segundos en la victoria del Chelsea ante el Middlesbrough en 1997, podría convertirse ahora en el tercer entrenador transalpino en conseguir el título tras Carlo Anceloti en 2010 también con el Chelsea y Roberto Mancini en 2011 con el Manchester City. Cuenta Di Matteo con las bajas de David Luiz y Cahill, lesionados, por lo que Bosingwa podría formar pareja en la línea central de la defensa con Terry.

Di Matteo parece haber recuperado para el Chelsea al mejor Fernando Torres

Se miden por primera vez en la final del trofeo más antiguo de las islas británicas (131 ediciones) dos equipos que han compartido turbulencias en una temporada a la que solo las finales pueden sacarle la cara. En juego un título que reluce tanto en las vitrinas, como en el palmarés, la copa más bonita de Inglaterra.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50