Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Getafe se entrega a la modorra

El Mallorca arrolla al conjunto de Luis García (1-3) que se despide de sus aspiraciones europeas

Se citaban en el Coliséum dos equipos extraños, de arrebatos esporádicos y querencia a la insensibilidad. Tan desapasionados como sus respectivas aficiones y de trazo irregular, su situación clasificatoria reflejaba al tiempo la solvencia de su fútbol y su falta de pulso para lanzarse a retos superiores. El escenario era propenso a la siesta y el Getafe desmintió su ambición europea y se entregó a la modorra.

Lo aprovechó el Mallorca que campó a sus anchas por el tapete ante un rival tan perdido como desatinado y acabó goleando sin apenas sofocos. Los de Caparrós mostraron su perfil más aplicado y solidario y pronto se hicieron dueños del balón y de las ocasiones. Lo intentaron sin suerte Pereira y Víctor Casadesús en el primer cuarto de hora, pero encontrar el premio era cuestión de tiempo. Solo un cabezazo de Varela que rozó el poste alteró el dominio del cuadro bermellón.

Getafe, 1 - Mallorca, 3

Getafe: Moyá; Valera, Cata Díaz, Alexis, Mané (Pedro León, m. 69); Lacen, Michel (Casquero, m. 59); Barrada (Güiza, m. 59), Diego Castro, Gavilán; y Miku. No utilizados: Codina; Miguel Torres, Sarabia y Juan Rodríguez.

Mallorca: Aouate; Chico, Martí (João Víctor, m. 58) , Ramis, Bigas; Alfaro (Hemed, m. 76), Pina; Castro, Nsue, Pereira; y Víctor Casadesús (Abdón, m. 80). No utilizados: Calatayud; Crespí, Cendrós, Tejera y Hemed.

Goles: 0-1. M. 30. Víctor Casadesús. 0-2. M. 68. Alfaro. 0-3. M. 78. Hemed. 1-3. M. 92. Alexis.

Árbitro: Paradas Romero. Amonestó a Alfaro, Ramis, Víctor Casadesús, Miku, Cata Díaz y Moyá.

Unos 8.000 espectadores en el Coliséum.

Tanto ajetreo había junto al área de Moyá que el guardameta fue incapaz de evitar el desastre. A la media hora, Pina se recorrió la frontal ante la mirada benévola de toda la zaga azulona y cuando encontró el hueco y el momento propicio le sirvió el balón a Casadesús que lo depositó de un sutil cabezazo en la red.

A lo largo del curso el Getafe se había levantado en varias ocasiones ante la adversidad, alguna de ellas a lo grande como ante Valencia y Sevilla, pero los de Luis García no tenían la tarde y tras el descanso sellaron su fracaso en el asalto a las plazas europeas. Pina cogió el timón del partido y martilleó una y otra vez a la defensa azulona, más destemplada que nunca. Chori Castro se sumó a la cita y la segunda línea del Mallorca sentenció el encuentro.

Sin oposición, Nsue sirvió un centro medido al área para que Alfaro aprovechara la bicoca de los centrales del Getafe y a los pocos minutos Hemed que llevaba apenas dos minutos sobre el campo remató la fiesta bermellona. Alexis adecentó el marcador en el descuento, pero la imagen del Getafe no tenía arreglo. La medianía le espera en las jornadas restantes.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >