FÚTBOL

El Mallorca remata al Sporting

El equipo de Caparrós juega con las urgencias de los asturianos

El Sporting de Clemente tenía subrayada la visita del Mallorca, uno de los equipos con pinta de asequibles —fundamentalmente en su condición de visitante, como apenas había pescado dos victorias en lo que iba de temporada— para la remontada asturiana. Pero justo el día en que el técnico vasco se olvidó de los planteamientos de otras épocas, sin marcajes individuales, y eligió una alineación con más fútbol, se resintió la última línea.

El Mallorca, con la tranquilidad de una puntuación holgada, sin apuros en la clasificación y lanzado tras vencer al Atlético hace solo tres días, hurgó en la ansiedad de un equipo que, a falta de 10 jornadas, afronta su Everest particular.

SPORTING, 2 MALLORCA, 3

Sporting: Juan Pablo; Lora, Pedro Orfila, Botía, Canella; Nacho Cases, Gálvez (André Castro, m. 58); Mendy (Carmelo, m. 73), Trejo (De las Cuevas, m. 55), Colunga y Barral. No utilizados: Cuéllar; Eguren, Ayoze y Bilic.

Mallorca: Aouate; Cendrós, Nunes, Chico, Cáceres (Bigas, m. 65); Martí, Tissone; Nsue, Alfaro (Pina, m. 73); Víctor (Hemed, m. 76) y Álvaro. No utilizados: Calatayud; Zuiverloon, Crespí y João Víctor.

Goles: 0-1. M. 30. Nunes. 1-1. M. 38. Colunga. 1-2. M. 47. Orfila, en propia puerta. 2-2. M. 66. Botía. 2-3. M. 77. Álvaro.

Árbitro: Pérez Montero. Amonestó a Tissone, Cáceres, Cendrós, Cases, Canella y Bigas.

Unos 18.000 espectadores en El Molinón.

Con Nacho Cases en el centro del campo, el canterano que levantó al equipo la pasada temporada, el Sporting jugó mejor que otras veces. Cases activó a dos balas como Mendy y Colunga, pero no pudo tapar los agujeros por donde se coló una y otra vez el Mallorca. El equipo gijonés también tuvo reaños para levantarse después de cada gol visitante, hasta que Álvaro clavó la estocada definitiva a menos de un cuarto de hora para el final, cuando parecía que los tres puntos estaban más cerca de quedarse en casa.

La manía de Clemente de reconvertir defensas centrales en mediocentros volvió a dejar cojo al Sporting. Gálvez, que otras veces salía con la misión de anular a un rival, vagó por el césped hasta que el técnico se rindió a la evidencia de una alineación descompensada. Con André Castro y De las Cuevas, el Sporting empató por segunda vez y creyó en la victoria. Hasta que Álvaro, clave para el Mallorca, remató al Sporting con un tercer gol mortal de necesidad. El Sporting se queda penúltimo en la tabla sin arañar puntos a los que le preceden y con el Zaragoza cada vez más cerca.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS