Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Magistral, como siempre"

Messi firma su quinto 'triplete' del curso y su mejor primera vuelta liguera

Abrió la pelota para Adriano y le pidió el centro. A la carrera, saltó y se sostuvo en el aire el tiempo suficiente para rematar como mandan los cánones, picando el balón junto la cepa del poste. Poco después se coló en el área desde la derecha y remató cruzado el segundo gol. Con la faena resuelta, recuperó la bola a 40 metros de la portería y la condujo en seis segundos, con ocho toques y 28 apoyos, hasta encarar a Caballero. Con un golpe sutil, cuando el de Santa Elena lo achicaba, Messi encontró el espacio junto al palo contrario. Resultó el tercer tanto, genial, aunque deje la sensación de que lleva muchos así. Lo resumió Valdés: "Leo ha estado magistral, como siempre".

Messi remató en Málaga ocho veces y siempre a la portería. Cuatro la paró el portero, uno de los tiros fue al larguero y tres terminaron en la red. Con esos tres goles, Messi suma su quinto triplete de la temporada y, claro, se fue con la pelota a casa. En Castelldefels ya guarda 15 balones, producto de 14 tripletes y del que se llevó el día que marcó al Arsenal cuatro goles en la Champions. El argentino suma 216 goles en el Barcelona y 53 le han servido al equipo para abrir el marcador.

Messi superó en La Rosaleda su mejor registro goleador en la primera vuelta de una Liga. Cerró la 2008-2009 con 12 goles, hizo 15 en la 2009-2010 y marcó 18 en la 2010-2011. Así iguala a César, que marcó 22 en la primera vuelta de la campaña 1950-1951, cuando se completaba en 15 partidos. Messi lo ha hecho con 19 jornadas. "Su gran fuerza es la regularidad, el ser importante en tantos partidos", le reconoció Pep Guardiola, que ya avisó en el Bernabéu de que de Messi no se duda. Lo cierto es que hasta ayer solo había marcado un gol a domicilio desde el inicio del curso. Con los tres de Málaga cierra el primer tramo con cuatro goles en nueve encuentros.

"Le vendrán bien estos goles para los próximos partidos", destacó el técnico azulgrana, que descartó la posibilidad de que las críticas que ha recibido por su rendimiento a domicilio le distrajeran. "La vida de Leo es en el interior del campo. Lo demás no le afecta. Ese es su alma", dijo ayer Guardiola al respecto.

El entrenador del Barcelona rehuyó la idea de que el partido hubiera sido fácil porque vio más allá del marcador: "Si Valdés no llega a sacar esa doble parada [en el minuto 15, cuando el partido iba empate a cero], no sabemos qué habría sucedido. En el descanso ajustamos un par de cosas". Guardiola explicó que en el intervalo les dijo a sus jugadores que pensaran en el juego y no en el marcador. "La línea de ganar o perder, de hacer gol o no, es tan fina...", resaltó el técnico. "No, no ha sido nada fácil, pero necesitábamos un triunfo contundente como este", dijo Valdés. "Hemos controlado el partido, salvo en los últimos diez minutos. Un error que no debemos cometer", insistió Piqué.

"Me alegro de los goles porque nos han dado la victoria y por lo difícil que es venir a jugar acá", declaró, a su vez, La Pulga ante los micrófonos de Canal + al término del partido. El delantero disculpó el rendimiento del equipo a domicilio, donde se ha dejado 11 puntos este curso. "No es fácil jugar de visitante. Todos los partidos son complicados y más fuera", admitió. Descartó que el cansancio pueda pasar factura al grupo pensando en el encuentro del miércoles contra el Madrid, en la vuelta de la Copa del Rey. "Todos los partidos son exigentes, pero estamos acostumbrados", recordó.

Messi, magistral como siempre, se fue del campo con el balón del partido bajo el brazo, pero sin la camiseta. Se la regaló a su paisano Demichelis.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.