Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

131 radicales del Rayo castigados sin fútbol

Antiviolencia multa con 816.000 euros los incidentes frente al Atlético

La Comisión Antiviolencia impuso ayer una multa de 4.000 euros y la prohibición de acceder a cualquier recinto deportivo durante un año a tres espectadores -dos del Valencia-Espanyol, del 4 de diciembre; y uno del Madrid-Barcelona, del 10- que molestaron a los jugadores con punteros láser. La primera vez que se sancionó a alguien por esa infracción fue hace tres semanas, cuando un aficionado del Valencia fue identificado durante el partido de su equipo contra el Madrid mientras apuntaba a Cristiano.

Víctima habitual, Cristiano estalló hace un mes, cuando fue inmortalizado haciendo una peineta a los aficionados de Bosnia, que, durante el entrenamiento de Portugal, le agobiaban con el láser. "Hablan de mi gesto, pero no del láser que me apuntaba a los ojos. De los cinco lásers a los ojos. Nadie habla de eso", rugió. Finalmente, Antiviolencia ha decidido usar mano dura contra los punteros, que igual afectan al madridista que a Messi y a muchos otros futbolistas. En el último clásico, Valdés fue uno de los más acosados.

Entre las otras sanciones propuestas en la reunión de la Comisión Antiviolencia destacan también las dictadas contra 131 hinchas del Rayo, que protagonizaron varios incidentes el 5 de diciembre fuera del Vicente Calderón. La más grave fue para cinco de ellos, que, por haber agredido a un aficionado del Atlético y haberse enfrentado con botellazos y pedradas con la Policía, fueron multados con 12.000 euros y con el alejamiento durante dos años de los estadios.

Para otros 126, que provocaron "una pelea multitudinaria", el castigo fue de 6.000 euros y la prohibición a asistir a eventos deportivos en 2012.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.