Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ivanov toma el relevo de Singler

El ala-pívot del Lucentum, jugador más valioso de la jornada y clave en la victoria ante el CAI, asume el liderazgo del equipo ante la marcha del americano al Madrid

Kyle Singler se despidió de la afición del Lucentum con una nueva victoria, pero sin jugar su mejor partido. El conjunto alicantino se impuso 77-75 al Manresa, pero el próximo jugador del Real Madrid se quedó en nueve puntos, con un desangelado 40% en los tiros de campo (4 de 10). El equipo revelación de la temporada, sin embargo, contó con la brillante actuación del ala-pívot Kaloyan Ivanov (Varna, Bulgaria; 1986), que, con 15 puntos y 15 rebotes, confirmó la eclosión que está viviendo esta temporada, la mejor de su carrera con diferencia, perfilándose como el nuevo líder del equipo, en el que ya es el jugador con más valoración (promedia 20,2 por los 12,2 de Singler).

La responsabilidad, además, no parece asustarle. "Fue uno de los principales motivos por los que fiché por el Lucentum. Hablé con el entrenador y me dijo que contaba conmigo y que en el equipo que estaba confeccionando iba a ser importante", reconoció en una entrevista. Así ha sido. En su primera temporada en Alicante -la sexta en la Liga Endesa tras su paso por Menorca, Manresa y Cajasol- sus números se han disparado. Anota más del doble de puntos que el año pasado (12,3 por 4,9) y cerca está también de duplicar sus rebotes (7,8 por 4,1). La moral alta también ha elevado sus porcentajes de tiro. En los intentos de dos ha pasado del 44 por ciento al 57; y del 24 por ciento al 33 en los triples, un arma que usa puntualmente y que aumenta su arsenal. Incluso comparte mejor el balón, donde de nuevo casi duplica sus guarismos (de 1 a 1,9). "Creo que hasta ahora se está viendo la mejor versión de mi juego", confirmaba el jugador.

La confianza que Txus Vidorreta ha puesto en él no es un asunto menor, ya que el búlgaro ha admitido no ser una buena diana para los reproches: "No llevo bien que se me diga lo que hago mal. Sé que es por mi bien y por el del equipo, y tengo que trabajar en ello para corregirlo poco a poco. Encajo mal las críticas, pero se me pasa rápido". De momento, en Alicante no tienen motivo de queja. Hace dos partidos fue MVP de la jornada, pese a que el Lucentum cayó ante el Unicaja -"este MVP no significa mucho, porque lo importante es el equipo", afirmó-, gracias a sus 19 puntos, 8 rebotes y 10 faltas recibidas, para 33 de valoración. Marca que ha llevado esta jornada hasta los 34, apuntándose de nuevo al galardón.

Su empuje está siendo clave en la sorprendente temporada del Lucentum, que tras haber visto de cerca la desaparición en verano por problemas financieros, se resiste a abandonar la parte alta de la tabla, cómodamente instalado en puestos de playoffs. Pese a ello, el equipo no se ha movido del objetivo inicial, evitar el descenso. "Hasta que no garanticemos la permanencia, esa será nuestra meta. Tenemos que saber nuestras metas, sabemos qué somos y qué queremos", aseguró el ala-pívot esta semana, en un acto de promoción del Alicante en el que estuvo firmando autógrafos para los aficionados. "Dije que si ganábamos daría una camiseta [por partido] al público", aseguró el búlgaro a principios de temporada, "ellos me aportan mucho y me ayudan en el juego cada vez que salgo a pista. Si la gente me anima me ayuda más a crecer como jugador, y eso hay que agradecerlo". De momento, el equipo suma siete victorias en 10 encuentros, solo por debajo de Barcelona, Madrid y Unicaja. Si Ivanov y el equipo siguen como hasta ahora, la de hoy no será la última camiseta que pierda, pese a la marcha de Singler.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.