"Por suerte, hay espinilleras"

Mourinho se queja de la dureza visitante: "Nos dieron patadas y mantuvimos la calma"

Casillas y Mourinho ofrecieron dos modos diversos de ver el derbi. El capitán madridista salió sonriente del vestuario, y opinó que el reglamento es excesivo en relación a jugadas como la que provocó la expulsión de Courtois y el 1-1, imprescindible para interpretar el desarrollo del encuentro. "Creo que con una amarilla y un penalti sería suficiente castigo", opinó Casillas; "pero eso no está en nuestra mano sino en la de quien hace el reglamento". El portero, que jugó de amarillo, opinó que el partido transcurrió por un cauce de cierta normalidad: "El Atlético jugó un poco fuerte pero para eso está el árbitro. Tampoco hubo lesionados".

El técnico del Madrid compareció con gesto amargo y se quejó de que a Manzano, su homólogo, no le preguntasen sobre la dureza con que defendió el Atlético. "He estado viendo la rueda de prensa de Manzano y no le han hecho ninguna pregunta en esta dirección", lamentó Mourinho, que se aferró a las declaraciones de Manzano avisando hace días de que en el Bernabéu plantearían un partido "bronco" para justificar las dificultades de su equipo a la hora de elaborar fútbol. "Mi equipo no ha querido hacer ningún partido ni feo ni bronco", prosiguió. "Mi equipo ha querido jugar y ganar. Hemos jugado y hemos ganado. Por suerte, hoy existen espinilleras de carbono y eso es una ayuda importante. Alguno se va un poquito cojo pero las espinilleras han hecho bien su trabajo. Estas espinilleras de carbono son caras pero eficaces".

Más información
Diego, el sacrificio del mejor
Xabi Alonso arranca en un segundo plano

Mourinho analizó la jugada del penalti de Courtois a Benzema. "Si no es penalti es gol", dijo el técnico madridista. "El portero tiene que decidir. Yo les digo a mis porteros que en situaciones como esta, con tiempo para pensar, es mejor gol que penalti y expulsión. Courtois ha decidido arriesgar y es penalti y expulsión".

"Mi equipo ha hecho su trabajo", concluyó Mourinho. "Tenía que ganar y ha ganado. Jugó con disciplina. En 90 minutos hemos tenido una única tarjeta amarilla. Hemos mantenido la calma y la concentración. No hemos escondido absolutamente nada. Me gustaría un partido mejor. ¡Claro! Y si fuera espectador, pagando, más aún. Pero ha sido imposible. Lo que más me ha gustado de mi equipo es la disciplina. No reaccionar a los oponentes. Mantener la calma. Nos han dado patadas y hemos mantenido la calma. Ese control emocional me ha gustado".

El entrenador abundó en la idea del control emocional: "La clave de esta racha es el buen juego. Siempre con ambición. Siempre con motivación. Y ese control emocional que nos ayuda a combinar la ambición con la paciencia. Ya llegará el empate o la derrota. Pero lo importante es que en estas 13 victorias totales, y sobre todo en estas 11 del campeonato, hemos conseguido muchos puntos".

En perfecta sintonía con Mourinho habló Pepe, uno de sus jugadores más próximos. "El Atleti ha entrado muy fuerte", se quejó el central. "Ha intentado parar nuestro juego y por eso se han llevado muchas amarillas. El árbitro está para sancionar y pitar faltas y eso ha ido condicionando su plan. Por eso han acabado con dos hombres menos. Ha sido un partido muy duro".

Mourinho, durante el partido ante el Atlético.
Mourinho, durante el partido ante el Atlético.JUAN CARLOS HIDALGO (EFE)
Vídeo: AGENCIA ATLAS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS