Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Y con Piqué van siete

El central estará 15 días de baja por una elongación en el dichoso bíceps femoral

Gerard Piqué no jugaba un partido como titular desde la vuelta de la Supercopa en el Camp Nou contra el Real Madrid. Días después se rompió el gemelo de la pierna izquierda y desde entonces solo había participado unos minutos contra el Atlético de Madrid y el Sporting de Gijón, así que el barcelonés tenía razones sobradas para estar contento al oír a Pep Guardiola que ayer empezaba el partido en el campo. Era, además, su partido número 150 con el primer equipo desde que volvió de Manchester y se reencontraba con el capitán Carles Puyol, una sensación que era de lo más habitual hasta el pasado mes de enero, cuando se rompió el capitán, y que ya añoraban los dos y, naturalmente, Guardiola.

La felicidad le duró a Piqué 5 minutos y 35 segundos. Hasta entonces, el central había participado mucho en el partido; justo en ese momento, buscó un cambio de orientación, golpeó con la pierna derecha y se terminó el partido 150º. Piqué se giró al banquillo pidiendo el cambio. Tardó en salir Abidal, y el zaguero catalán tuvo que pedir con reiteración a Valdés que no le pasara el balón, porque solo le podía dar con la zurda.

Piqué llegaba al encuentro de ayer después de jugar 180 minutos en los dos partidos de la selección española, contra Chequia, el pasado viernes día 7, y contra Escocia, el martes 11.

El defensa central se desplazó inmediatamente hasta la clínica de Barcelona para ser sometido a una resonancia magnética que confirmó las primeras impresiones: sufre una elongación en el bíceps femoral de la pierna derecha. Según el comunicado médico del club, Piqué será baja durante unos 15 días, por lo que se perderá, en principio, el partido contra el Viktoria de Praga -el martes en el Camp Nou- y los de Liga contra el Sevilla, Granada y Mallorca-, y difícilmente estará a disposición del entrenador para disputar el partido de vuelta de la Champions en Praga el 1 de noviembre. Probablemente, volverá a los campos en San Mamés, el 4 de noviembre.

"Es una lástima, porque es un jugador básico para nosotros", se lamentó Pedro. "Me sabe muy mal, pero afortunadamente no es muy grave. Nos aguantó el equipo hace dos años y especialmente el año pasado, pero este año va tarde con la preparación", admitió Guardiola. "Gerard es un jugador que lo pasa muy mal cuando no juega".

Siete futbolistas del Barcelona han sufrido problemas en ese mismo músculo desde que comenzó la temporada. Las estadísticas de la UEFA aseguran que es el músculo que más se rompen los jugadores; la de los servicios médicos del Barcelona es evidente que les da la razón. Con Piqué, son cuatro los jugadores del equipo con los que no podrá contar Guardiola contra el equipo checo Viktoria Plzn, el próximo miércoles en Champions, por estar lesionados: Alexis y Cesc, que han empezado ya a trabajar con el grupo, y el holandés Affelay, que tardará en volver después de haber sido operado de la rodilla.

Guardiola prefirió sustituir a Piqué por Abidal. El francés se tuvo que retirar del último partido de Liga disputado por el Barcelona antes del parón de las selecciones, en Gijón. El martes, sin embargo, fue titular con la selección francesa en el partido contra Bosnia. El jugador incluso expresó su temor a que Guardiola le reprendiera por haberse alineado en situación precaria.

En el banquillo del Camp Nou también estaba Andreu Fontás, un central que solo ha participado en un partido -81 minutos-, cuando fue titular en Anoeta, contra la Real Sociedad.

El día que reaparecía Iniesta, se lesionó Piqué. No acaban los percances en el Camp Nou.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.