Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una lección aplastante

Llodra y Tsonga, magníficos, derrotan por la vía rápida a Verdasco y Feliciano, que solo ganan tres juegos (6-1, 6-2 y 6-0)

Entre las tablas rojas de los burladeros, Francia sobrevive para luchar otro día. Jo-Wilfried Tsonga y Michael Llodra derrotan 6-1, 6-2 y 6-0, una barbaridad, a Feliciano López y Fernando Verdasco. Son las semifinales de la Copa Davis. Se juega en la plaza cordobesa de Los Califas. España necesita ganar uno de los dos encuentros del domingo (Rafael Nadal-Gilles Simon y David Ferrer-Richard Gasquet) para cerrar la eliminatoria (2-1) y clasificarse para luchar por el título. Antes, vivió un calvario en un dobles de contrastes radicales: la pareja francesa estuvo estupenda y la española no dio una a derechas.

Verdasco y Feliciano han disputado ya 12 eliminatorias de la Copa Davis, con un balance de siete victorias y cinco derrotas. Tsonga y Llodra solo llevan tres, con pleno de triunfos. Esos dos datos debían jugar a favor de la pareja española, más acostumbrada a manejar la tensión de una competición que ha destruido los nervios de múltiples tenistas consagrados. El madrileño y el toledano, sin embargo, acabaron diluidos, pese a que Albert Costa, el seleccionador, les aleccionaba una y otra vez en el banquillo. Llodra es el séptimo mejor jugador de dobles del planeta. Tsonga rompe cada pelota. Esa combinación de sabiduría estratégica y fuerza bruta fue demasiado para los españoles. Cada movimiento de la dupla visitante tuvo sentido, coordinación y éxito. Verdasco y Feliciano acabaron desnudados por la tierra: lejos del cemento, que les evita peloteos al potenciar sus saques, se les vio indecisos, sin convencimiento ni dirección, y muy mal al resto.

"No hemos entrado nunca", valoró Costa. "No ha sido su mejor día, pero hay que animarles porque nos han dado muchas alegrías. Estamos convencidos de que podemos sacar adelante esta eliminatoria". Minutos antes de que comience ese partido, Nadal se entrena centrándose de nuevo en recuperar su saque. Mañana deberá ponerlo a prueba: España busca la final de La Ensaladera contra el ganador del Serbia-Argentina.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.